Pizarro alude a un "papá Estado" dirigido por un Gobierno "desnortado, que no sabe donde va porque no sabe donde está"

Critica que el Ejecutivo central no tome "ni una sola medida para salir de la crisis" y sólo adopte las llamadas "analgésicas"

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El diputado nacional del PP, Manuel Pizarro, hizo hoy alusión a la existencia de un sistema en España en el que "parece que todos creemos que es 'papá' Estado, en este momento dirigido por un Gobierno desnortado que no sabe vanalizar lo que está pasando y ni no donde va porque no sabe donde está, el que nos está sacando de todo", por lo que, advirtió, "es la peor de las circunstancias". "Lo único que hace es poner cara de susto y lo que no pone son soluciones de fondo", aseveró.

Pizarro, quien hizo estas declaraciones en la sede del PP de Murcia, se refirió también, al ser preguntado, sobre la celebración del Consejo de Ministros de carácter extraordinario para hablar sobre la situación del empleo y evaluarse las medidas anticrisis contenidas en el llamado 'Plan E'. Así, advirtió que "por muchas reuniones extraordinarias que haga, no hará más que gastar dinero y gastando dinero, solamente así no se sale de la crisis".

"Lo que hubiera deseado, continuó, es que hubiera más reuniones extraordinarias del Consejo de Ministros a toro pasado, porque ya estamos por encima de los cuatro millones de parados, y que se hubiera anticipado la crisis".

Y es que, lamentó el diputado 'popular', "se ha estado negando que hubiera una crisis y una vez que se niega, no se analiza lo que puede haber y no se toman medidas".

Al hilo, dejó claro que "en este momento, no se está tomando ni una sola medida para salir de la crisis", sino que "se están adoptando medidas analgésicas para que todos aquellos que lo están pasando mal, pues no lo pasen tan mal".

A su juicio, "lo más importante no es ayudar a los parados, sino evitar que haya más parados y en esto, el Gobierno no ha hecho absolutamente nada", tras lo que enfatizó que "lo que creen es que gobernar es gastar" pero consiste, incidió, en "aplicar bien los recursos públicos, aplicar con moderación en época de crisis los recursos a su disposición, y aplicar medidas de competitividad en la economía española".

En esta línea, resaltó que "el problema de la economía española es un problema de competitividad", al tiempo que puso de manifiesto que "esto ya no es una crisis internacional, sino un problema de una crisis que aparece como internacional pero que tiene un componente específico español, que es la generación de desempleo".

Por último, consideró que "las crisis sirven para ajustar, son oportunidades para hacer las cosas bien y ponen a prueba las empresas, familias, los partidos, los partidos, los estados". "Una crisis es una oportunidad para tomar la buena dirección y salir fortalecido como país, porque aunque se vaya generando desempleo, lo importante es prepararse para generar empleo en el ciclo siguiente", concluyó.