PNV cree "escandaloso" que el lehendakari "se dedique a negociar mociones de censura en otras instituciones"

Dice que PNV "no dirá que no" a la fusión de Cajas y "no quiere" una competencia de empleo en la que "Madrid defina el tipo de política"

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del ABB del PNV, Iñaki Gerenabarrena, calificó de "escandaloso" que "el lehendakari de todos los vascos se dedique a negociar mociones de censura en otras instituciones" y consideró que el PP está "apretando" al PSE para presentar una moción de censura en la Diputación de Álava porque sabe que los socialistas "necesita ayuda" en el Parlamento vasco y quiere "cobrarla cuanto antes".

En una entrevista a ETB, recogida por Europa Press, reiteró que a su entender se presentará esta moción este verano porque "esto forma parte de un pago político por un determinado servicio prestado por el PP", que "ya se ha producido" con el apoyo de los parlamentarios populares a Patxi López "para que fuera lehendakari". "López es lehendakari porque el PP le dio sus votos, no por ninguna otra cosa, y eso tiene un costo. Otra cosa es cómo lo vendas", señaló el dirigente del PNV, que subrayó que "ese precio político se llama Diputación foral de Álava".

Tras indicar que a los socialistas "seguramente les conviene no tener que pagar ese precio político" y "seguramente se resistirán", aseguró que el gobierno foral no está "por que ese precio político se pague" y está preparado para "trabajar durante esos cuatro años" de mandato.

"Otra cosa es después lo que vaya a hacer el PP vía el señor Basagoiti o, lo que me parece más escandaloso y lo hemos oído a dirigentes a nivel alavés como nacional del PSOE y PP, que dicen que la moción de censura la tienen que negociar entre Basagoiti y López, y a mí me parece absolutamente vergonzoso. No me parece que es papel de un lehendakari dedicarse a negociar mociones de censura en otras instituciones distintas de la suya. El lehendakari está para otra cosa", agregó.

En esta línea, replicó a las críticas realizadas por los dirigentes socialistas insistiendo en que "las fechas de caducidad y desvirtuar el debate lo están haciendo el Partido Socialista y el Partido Popular". Según indicó, "un día sale Basagoiti exigiendo el cobro de ese pago político, al día siguiente sale Alfonso Alonso diciendo exactamente lo mismo, luego sale Prieto diciendo no se van a hacer mociones de censura para, al día siguiente, diciendo él mismo 'pero que las negocie el lehendakari López'".

"Me parece -insistió- absolutamente escandaloso que el lehendakari de todos los vascos, el máximo referente institucional de este país se dedique a negociar mociones de censura".

En cualquier caso, aseguró que el equipo de gobierno actual "tiene programa y gestión para cuatro años" y, por tanto, "no es que el PNV quiere ponerles fechas", sino que "el PP le está apretando al PSE porque en el fondo sabe que el PSE va a necesitar ayuda para elegir al TVCP, al director general de EITB, para pasar el primer día y la primera semana en el que tenga una proposición no de ley". A su entender, el PSE "necesita la ayuda del PP" y éste "quiere cobrar cuanto antes, porque necesita tiempo para poder presentarse en Álava a las elecciones forales en una buena posición".

Por otro lado, se refirió al proyecto de fusión de las Cajas vascas, criticando que los socialistas "se ha cargado tres veces el intento de fusión a tres, la última el pasado agosto", por "un cálculo electoral".

"UNA CAJA FUERTE"

Por su parte, el PNV, según indicó, considera que Euskadi necesita "una caja fuerte" porque "ahora tenemos tres buenas cajas y necesitamos tener una caja magnífica", por lo que si el nuevo Ejecutivo vasco "lo pone encima de la mesa" la formación nacionalista "no dirá que no" ya que "siempre hemos dicho que ese proyecto era absolutamente necesario".

En este sentido, lamentó que "determinados posicionamientos" del PSE son "vergonzosos" en el sentido de que actúa como si "las cosas valen cuando estoy yo dentro, y cuando estoy yo fuera ya no valen".

En cuanto al acuerdo entre los ejecutivos vasco y central para transferir las políticas activas de empleo, reivindicó que "una competencia es algo más que un nombre luego vacío de contenido" y cuestionó "quién es el que ha marcado qué materias tienen que venir detrás de esa competencia".

De esta manera, afirmó que el PNV no quiere que la competencia de empleo "sea que a la oficina del INEM se le cambia el cartel, se le pone en euskera, nosotros pagamos al funcionario, pagamos la luz, pagamos el telefono, pero las políticas de empleo se deciden en Madrid".

En dirigente nacionalista censuró que el Gobierno de Patxi López "renuncia a lo que el propio Parlamento le dijo que tenía que hacer" y en el que él "votó a favor de un determinado tipo de competencia". "Que paguemos los vascos para que el dinero de los vascos vaya a Madrid y en Madrid definan cuál es el tipo de política, esa competencia no quiero", insistió.

POLO SOBERANISTA

Por otro lado, criticó que, cuando "la justicia española toca un tema vasco", deja de "convertirse en justicia para hacer política" y abogó, preguntado por la polémica suscitada por la candidatura de Iniciativa Internacionalista, porque "se pueda presentar todo el mundo" a los comicios. En este sentido, señaló que "quien se tiene que poder presentar es Batasuna", pero que los ciudadanos "no le voten y le den el castigo necesario a quien no es capaz de hacer política sin otro tipo de vigilancia".

A su entender, el dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, como "cualquier ciudadano que no está privado de derechos", tiene "todo el derecho del mundo a hacer política y a pedir el voto para quien considere". "Y los ciudadanos estamos absolutamente capacitados para no hacerle caso a Arnaldo Otegi", añadió.

En relación a la resolución del Tribunal Supremo sobre el sumario 18/98, dada a conocer ayer, consideró que "todavía puede haber recorrido en el Tribunal Constitucional" para "luego encontrarte con situaciones absolutamente denunciables como el cierre del periódico Egin".

"La justicia tendrá que poner, tendrá que decir y para eso está para juzgar, pero me parece que se ha instalado una especie de inseguridad jurídica en la que parece que cualquiera es miembro de una organización terrorista por el mero hecho de militar en una asociación cultural", apuntó.

Tras precisar que es "absolutamente partidario" de que "quien ha cometido un delito la pague y además de verdad", insistió en que "no se puede tener a un grupo importante de gente con una determinada ideología absolutamente ilegalizada". "A quien sale el otro día en un determinado medio de comunicación con una capucha queriendo hacer política, a ése sí, que lo pague, pero a quien quiere hacer política no puedes agarrar e ilegalizarlo desde hace once años", subrayó.

Finalmente, cuestionado por la iniciativa de formación del polo soberanista impulsada por la izquierda abertzale, afirmó que "a mí el señor Otegi no me va ha decir si soy soberanista y si mi partido es nacionalista" porque PNV tiene "más de cien años de acreditada trayectoria abertzale" y puede "presumir de haber construido país".

En este sentido, planteó que si "ahora se quieren inventar un polo soberanista en que decide quién está y quién no está, tienen pleno derecho a tratar de hacerlo", pero al PNV "nos produce una cierta sonrisa cuando nos dicen quién es el soberanista y quién no, cuando vemos en este pueblo los frutos que ha dado la política para la mayor libertad de este pueblo del PNV y lo que han hecho otros, que lo único que han hecho es estropearla".