PP cree posible transferir las políticas activas de empleo desde la legalidad sin que se haga bajo la pretensión de PNV

Dice que el PNV no tiene derecho de veto, porque "no es intérprete auténtico del Estatuto" ni "el fielato que hay que superar"

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, afirmó hoy que es posible transferir a Euskadi las políticas activas de empleo desde la legalidad, sin que se haga bajo las pretensiones de PNV. Además, advirtió a los partido nacionalista de que no tiene derecho a veto, "no es intérprete auténtico del Estatuto" ni "el fielato que hay que superar para hacer las cosas bien".

Barreda se refirió, de esta forma, a las reiteradas declaraciones realizadas por la formación jeltzale en las que advierte de que se puede producir "una mala transferencia" de las políticas activas de empleo y que se pretende transferir "mercancía averiada" a Euskadi.

En declaraciones a Europa Press, el dirigente popular manifestó que le parece "absurdo que la primera Comunidad Autónoma que inició la negociación de las políticas activas de empleo sea la única que no ha recibido todavía la competencia".

"Creo que es fundamental contar con esa competencia para poder dar coherencia a una política de empleo desde el País Vasco, sobre todo, porque la actuación del PNV ha significado duplicar servicios y costes. Por lo tanto, ahí hay un camino que recorrer en términos de austeridad, de eficacia y de sentido común", añadió.

SIN VETO

En esta línea, insistió en que "es absurdo que todas las comunidades autónomas tengan transferida esa competencia, salvo el País Vasco". "Una transferencia correcta o incorrecta no es una transferencia acorde o no a las pretensiones del PNV. El PNV no tiene derecho de veto sobre la transferencia, no es intérprete auténtico ni del Estatuto ni de la Constitución, no es el fielato que hay que superar para que se hagan bien las cosas", apuntó.

El dirigente popular afirmó que la formación nacionalista "tiene su capacidad de crítica y de opinión, pero es evidente que las cosas se pueden hacer de forma diferente a como las plantea el PNV".

"Yo quiero recordar que el PP hizo una oferta con esa transferencia en el año 2000 y se mantuvo abierta hasta que dejamos el Gobierno. Ciertamente, creemos que es perfectamente posible la transferencia conforme a la legalidad, cumpliendo el Estatuto, y no por ello, hacerlo conforme a las pretensiones del PNV, que todos sabemos que siempre son interpretaciones en claves no necesariamente acordes al Estatuto y la Constitución", concluyó.