PP dice que el acto de Gernika es ejemplo de normalidad democrática y censura que PNV intente "desacreditar" al gobierno

Oyarzábal destaca que la presidenta del Parlamento invitara a las víctimas, "olvidadas en anteriores ocasiones" por los nacionalistas

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PP del País Vasco, Iñaki Oyarzábal, afirmó hoy que el acto de toma de posesión del nuevo lehendakari fue "un ejemplo magnífico de normalidad democrática e institucional" y destacó que se invitara por primera vez a las víctimas del terrorismo, "olvidadas en anteriores ocasiones". Asimismo, censuró que el PNV "sigue instalado en la rabieta y en la pretensión de desacreditar y deslegitimar al nuevo Gobierno".

En un comunicado, el dirigente del PP vasco se felicitó por el desarrollo del acto de toma de posesión del lehendakari celebrado ayer en la Casa de Juntas de Gernika y destacó la iniciativa de la presidenta del Parlamento, Arantza Quiroga, de invitar a las asociaciones de víctimas del terrorismo, "un colectivo que había sido olvidado en anteriores ocasiones por parte de los nacionalistas al frente de las instituciones".

Asimismo, señaló "el logro" de Quiroga de "convertir la toma de posesión del nuevo lehendakari en un acto de normalidad democrática y de respeto a los símbolos de todos con la presencia de todas las banderas oficiales y de todos los estamentos institucionales y de la sociedad".

En este sentido, valoró también la participación en el acto de Gernika de representantes del Gobierno central, presidentes autonómicos y también los representantes de los cuerpos policiales y del Ejército, contra quienes "han cargado desde el PNV y desde los partidos nacionalistas".

"El acto de Gernika fue un ejemplo magnífico de normalidad democrática e institucional y en este sentido es justo reconocer y valorar la iniciativa de la presidenta del Parlamento, Arantza Quiroga", insistió Oyarzábal, en cuya opinión "lo vivido ayer en Gernika es una demostración de que la nueva etapa que se abre en Euskadi debe estar presidida por la normalidad, por la sensatez y por la integración de toda la sociedad frente a la política de exclusión y de confrontación con legalidad llevada a cabo por los nacionalistas".

"INSTALADO EN LA RABIETA"

En esta línea, censuró que el PNV "sigue instalado en la rabieta y en la pretensión de desacreditar y deslegitimar al nuevo Gobierno y a la nueva mayoría democrática surgida de las elecciones" y continúa actuando con "irresponsabilidad". Por ello, le emplazó a "abandonar esa postura" y "arrimar el hombro para afrontar los importantes retos que la sociedad vasca tiene por delante".

El secretario general del PP vasco insistió en que el acto de Gernika supone "un avance democrático para Euskadi", así como "un paso adelante en el reconocimiento de la totalidad de la sociedad vasca sin exclusiones, de la pluralidad y de las instituciones". "Y eso hay que agradecérselo y reconocérselo a la presidenta del Parlamento", concluyó.