PP trabajará para recuperar Alava y acusa a PNV de utilizar las diputaciones como "trinchera de resistencia" al Gobierno

Cree que Zapatero debe "asumir la responsabilidad" de desalojar a los cargos de ANV porque es su "asignatura pendiente"

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, aseguró hoy que su formación trabajará para recuperar Alava y acusó al PNV de utilizar las diputaciones como "trinchera de resistencia" al Gobierno de López. Además, destacó que el presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, debe "asumir la responsabilidad" de desalojar a los concejales y alcaldes de ANV porque es su "asignatura pendiente".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Barreda afirmó que "tiene poco sentido que el territorio que más ha apostado por el cambio sea el territorio que tenga sus instituciones en manos de un partido que es el tercero más votado en aquellas elecciones forales y que, realmente, está hablando de utilizar las diputaciones como trinchera de resistencia frente al cambio en el Gobierno". "O las instituciones están al servicio de los ciudadanos o no tiene sentido", añadió.

A su juicio, "está clara cuál es la voluntad de los ciudadanos alaveses". "Y nosotros trabajaremos para que esa voluntad se traduzca también en mayorías en las instituciones", señaló.

Por otra parte, insistió en que "depende exclusivamente" de la decisión de José Luis Rodríguez Zapatero que los concejales y alcaldes de ANV continúen en sus cargos durante esta legislatura.

A su juicio, Zapatero debería "poner en marcha los mecanismos que ya existen en la legalidad vigente para disolver las corporaciones encabezadas por ANV". "Nosotros lo hemos reclamado insistentemente, creemos que hay suficiente base legal para hacerlo, suficientes herramientas y depende sólo de una determinación del PSOE", añadió.

Según precisó, se trata de una "asignatura pendiente" porque "esos concejales y esos alcaldes están ahí porque no se quiso aplicar la legalidad" y se dejaron pasar sus candidaturas "sin someterlas" a los tribunales. "Aquel acto de irresponsabilidad determina que hoy tengamos todavía ese problema, en términos democráticos, en una serie de ayuntamientos en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra", añadió.

No obstante, insistió en que, "quien tiene capacidad para tomar una iniciativa en relación con ese tema es el Gobierno del señor Zapatero que, hasta ahora, se ha negado a asumir esa responsabilidad".

ESTABILIDAD DEL GOBIERNO VASCO

El representante popular aseguró que su partido trabajará "por la estabilidad" del Gobierno vaco, y por "el seguimiento y el control" de los compromisos adquiridos con el PSE-EE, "tratando de conseguir el éxito y la estabilidad parlamentaria de las políticas" consensuadas por ambas formaciones.

Tras señalar que el PP "es una fuerza decisiva para el impulso del cambio en Euskadi", apuntó que no es "un partido que forme parte del Gobierno". Por ello, señaló que la apuesta por la estabilidad a un nuevo Ejecutivo y por un cambio de políticas, no significa que no tenga capacidad "para llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas, como el PNV, tanto en el País Vasco como en Madrid". "Esto no quita para que se pueda llegar a acuerdos con el PSOE en los grandes temas de Estado, también en el Congreso de los Diputados", añadió.

Leopoldo Barreda afirmó que tiene "confianza" en que el acuerdo firmado con el PSE-EE "se llevará a cabo" y apostó por "el éxito" del Ejecutivo de López. "El éxito del cambio es el éxito de una sociedad que es capaz de alumbrar alternativas democráticas al nacionalismo, algo impensable hasta ahora", dijo.

En este contexto, indicó que el País Vasco "necesita un gobierno capaz de sacarnos adelante, de defender las libertades y hacer frente a la crisis". "Ese es nuestro compromiso y es evidente que el Gobierno anterior no estaba siendo capaz de hacerlo", reiteró.

EL PP, LA ALTERNATIVA

El representante popular consideró que, a partir del 1 de marzo, se ha cambiado "el ciclo político" para el PP, en Galicia como partido de Gobierno y en Euskadi como "un partido determinante a la hora de configurar una nueva mayoría".

A su entender, "ese cambio de ciclo" también "es trasladable a la política nacional". "Eso contribuye a que el PP sea una alternativa más sólida, más fuerte, con su líder al frente (Mariano Rajoy) en el conjunto de España", manifestó.

En esta línea, consideró "muy importante que queden claros el peso y la capacidad del PP en el País Vasco, también para tener influencia en la política nacional".