Presidenta del Parlamento vasco dice que ser católica en el País Vasco en los últimos años "es difícil"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga, dijo hoy que ser católica en el País Vasco en los últimos años es "difícil". "Es difícil cuando se oyen determinadas manifestaciones de obispos que a uno le duele porque ni siquiera son equilibradas o, por lo menos se pone siempre más el acento en el lado de los verdugos que en el de las víctimas", lamentó.

"Realmente nos lo ponen difícil y a mí que soy católica y que sé que debo un respeto, lo único que se me ocurre todos los días es rezar por los obispos porque si no uno cae ya en una falta de caridad", espetó Quiroga en declaraciones a Punto Radio, recogidas por Europa Press.

La presidenta del Parlamento vasco aclaró que lo decía "desde el respeto, pero también desde la contundencia y desde el haber escuchado homilías y haber leído entrevistas y declaraciones".

Preguntada por si el resultado que se conoce hubiera sido diferente si la jerarquía católica vasca hubiera advertido de a lo que conducía el terrorismo, Quiroga consideró que se trataba de un asunto "complicado de saber" porque cuando se habla de un colectivo de muchas personas "se puede cometer el error de meter a todos en el mismo saco", lo que, según dijo, "sería injusto para todos aquellos sacerdotes y miembros e la Iglesia Católica que sí que han sido muy claros y contundentes".

Además, la presidenta del Parlamento vasco hizo hincapié en un aspecto, a su juicio, "fundamental" como es el de los jóvenes. "Creo que desde la Iglesia ahí no se hizo bien con todos los jóvenes que estaban entrando en esos grupos de iglesia en los que, muchas veces, no se era claro".

De este modo, Quiroga argumentó que "eso hace daño" porque "de alguna manera no se está haciendo claro diciendo:matar esta mal, utilizar la violencia no esta bien y no hay fin ni objetivo que lo justifique".