PSdG rechaza romper los pactos locales con el BNG pero insiste en la "vocación" de "gobernar en solitario"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

El secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, rechazó hoy la posibilidad de romper las coaliciones con el BNG en los ayuntamientos en los que gobiernan juntas ambas formaciones esgrimiendo la necesidad de "respetar la decisión de los ciudadanos", pero insistió en que la vocación de su partido es "gobernar en solitario".

Así, en respuesta al secretario xeral del PPdeG y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, quien le instó a "romper" los pactos locales "basados en apartar del poder" a los populares, el dirigente socialista zanjó la cuestión asegurando que mantendrá la "lealtad en todas las situaciones", puesto que en cada ayuntamiento, a su juicio, "se gobierna como quiso la ciudadanía".

A mayores, censuró que el PP "quiera satanizar las coaliciones donde no gobierna", ya que, según apuntó, los populares utilizan esta fórmula para liderar, por ejemplo, la Comunidad canaria y la localidad coruñesa de Muros, donde se ha aliado con el BNG. "Pero los otros son malos", reprobó.

En todo caso, entendió que "Rueda dice lo que le manda Feijóo" y lo achacó a que el presidente de la Xunta "está preocupado" por el nacimiento de "un nuevo proyecto socialista con vocación de gobernar con mayoría". Así, reiteró que el PSdeG pretende representar "a más del 40 por ciento" de la sociedad y auguró que lo conseguirá "trabajando de abajo a arriba".

EXPLICACIONES

Por otra parte, el líder socialista reclamó a Rueda que, en su función de responsable de la organización del PPdeG, aclare la vinculación del partido en Galicia con la trama del 'caso Gürtel' después de que hayan sido encarcelados "dirigentes" de la formación --en alusión al ex secretario de Organización, Pablo Crespo-- y de que la Fiscalía haya imputado a varios miembros.

Además, solicitó "explicaciones" sobre el expediente que el último Consello de la Xunta bipartita abrió al ahora conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, por supuestas incompatibilidades tras haber sido contratado por una empresa a la que adjudicó trabajos durante su etapa como director xeral de Obras Públicas con Manuel Fraga.

En este sentido, Vázquez incidió en que "no vale" la presentación del informe que el propio Hernández encargó a un abogado independiente para demostrar que cumplió con la Ley de incompatibilidades de 1996.