PSPV exige la "dimisión inmediata" de Camps por hacer de la Comunitat un "elemento de vergüenza"

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, reclamó hoy la "dimisión inmediata" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, tras la decisión del magistrado instructor del 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de citarle a declarar como imputado, porque considera que el jefe del Consell ha decidido "hacer de la Comunitat y de las instituciones un elemento de vergüenza que le invalida para gobernar a los valencianos".

Según afirmó en una rueda de prensa convocada hoy de manera urgente para valorar la decisión del alto tribunal valenciano, "en treinta años de democracia y autogobierno por primera vez en la historia un presidente de la Generalitat valenciana tendrá que dar cuenta de la comisión presunta de un delito de cohecho". "Respetamos la presunción de inocencia y las garantías de los ciudadanos pero si es imprescindible que hoy exijamos la dimisión de Camps, es por cómo ha actuado" desde el inicio de la causa, manifestó Alarte.

En su opinión, en el ámbito de la política, Camps "ha decidido hacer de nuestra Comunidad, de sus instituciones y de sus responsabilidades políticas, un elemento de vergüenza que le invalida para seguir gobernando a los valencianos y valencianas" y criticó que "lejos de dar la cara y explicaciones donde corresponde, ha degradado el funcionamiento de las Corts; ha evadido dar respuestas; ha huido a Boston; ha atacado a otros responsables políticos para tapar y esconder su responsabilidad y ha degradado el funcionamiento de la Televisión Valenciana hasta niveles inaceptables e inasumibles".

El secretario general del PSPV defendió que Camps debe dimitir "ya", aunque finalmente no fuera procesado por el TSJCV, "no sólo por la decisión penal" y recordó que en debate reciente "alguien, un cargo público, decía que 'total por unos trajes'". "Claro que no. Hasta le voy a conceder que no dimita por unos trajes. Pero lo que no

le vamos a conceder, ahora ya no, es que no dimita porque desde el 6 de febrero hasta hoy, los medios de comunicación han publicado día a día que todos los departamentos del Gobierno valenciano" han facturado "más de ocho millones de euros a empresas, a gente, que se dedica a cometer delitos por toda España", en referencia a la empresa Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez, imputado en la causa.

Alarte manifestó que desde esa fecha "hemos ido conociendo día a día noticias e informaciones" en relación con la investigación del conocido como 'caso Gürtel', que inició el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que empezó con el registro de una de las dependencias de la Generalitat --en referencia a la Conselleria de Turisme, para recabar la información relativa a la adjudicación de los stands para varias ferias turísticas a Orange Market--- y con las detenciones producidas en Madrid y en Valencia.

"Al presidente de la Generalitat valenciano no es les exigible que no tenga amigos, hasta que dentro de las fórmulas de cortesía habitual alguien le mande algún regalo, pero sí le es exigible que la Generalitat y su gobierno no contraten con delincuentes con el dinero de los valencianos. Eso sí es exigible", dijo. "Es exigible que actúe con altura moral, política y ética y eso consiste en democracia dar la cara y explicarse", manifestó.

"TIEMPOS DIFÍCILES"

Para el secretario general del PSPV, actualmente "vivimos tiempos difíciles" porque Camps "ha situado la figura del presidente de la Generalitat en la peor crisis institucional y política de nuestros 30 años de autogobierno" y se preguntó a qué se dedicará el jefe del Consell hasta el próximo día 19 de mayo, cuando está citado a declarar en el TSJCV, si sigue ostentando este cargo.

"No se va a dedicar a los 490.000 desempledos valencianos; no a establecer el mapa futuro de nuestras cajas para atravesar la actual situación; no a resolver la grave crisis del sistema educativo valenciano; no a restituir la normalidad democrática; no a estar al lado del Gobierno de la nación para luchar contra la crisis" sino que hará lo que, en su opinión, lleva haciendo desde el 6 de febrero, "a no dar la cara y a no asumir sus responsabilidades políticas y defenderse de hechos graves".

Asimismo, afirmó que también se dedicará a "no contestar a los medios de comunicación" y a "evadir sus preguntas" y "no dar la cara". Alarte consideró que desde el PSPV han sido "prudentes, comedidos y responsables", pero aseveró que están "preocupados por el futuro" porque Camps seguirá haciendo "exactamente lo mismo".

Ahora, dijo, desde "hace unas horas", el TSJCV ha decidido que hay "elementos suficientes" para citar al presidente de la Generalitat valenciana en calidad de imputado, para ser interrogado ante el magistrado instructor, en presencia de abogado y del fiscal.

"Treinta años de democracia y autogobierno y por primera vez en nuestra historia" el jefe del Consell "va a tener que dar cuenta de la comisión preusnta de un delito de cochecho", dijo, y añadió que respetan la presunción de inocencia y las "garantías en favor de cualquier ciudadano, pero si algo hace hoy imprescindible exigir su dimisión, es como ha actuado desde el 6 de febrero".

Asimismo, aseguró que les ha "retado" a hacer públicos sus bienes, pese a que no ellos no están "acusados de nada" para "que después él se siguiera escondiendo" y añadió que ha "consentido y consiente a Fabra, a Castellano, y a todos", dijo en referencia al presidente de la Diputación de Castellón y al conseller de Gobernación.

En esta línea, consideró que Camps ha sido "incapaz de remodelar su Gobierno, entre otras cosas porque Rajoy le dijo que no le daba la excusa de llevarse a nadie de eurodiputado para salvarse él". En su opinión, el presidente de la Generalitat "ha degradado el funcionamiento de las instituciones democráticas y estaba 'loco' por dar la cara" para explicarse, y añadió que "está claro donde ha decidido que la dará", ante un "magistrado penal" y el fiscal, asistido de abogado "y no ante los valencianos y valencianas y las Corts".

En este sentido, indicó que ni en la Cámara valenciana, "después de todo esto", "han querido votar a favor de que en las Corts los cargos públicos digan a la gente cuáles son sus bienes"; ni tampoco "guardan respeto por los jueces" porque comenzaron asegurando que el proceso era un "montaje" de Garzón, y posteriormente presentó un recurso de nulidad contra las actuaciones, aunque "afortunadamente el Estado de Derecho funciona y él ya ha decidido donde va a dar la cara".