Quadras ve muy difícil un pacto CiU-PP por el "radicalismo nacionalista" de CDC

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El primer catalán en las listas del PP a las elecciones europeas, Aleix Vidal-Quadras, vio hoy "muy difícil" un pacto CiU-PP en Cataluña por el "radicalismo nacionalista" de CDC, y argumentó que las raíces doctrinales y conceptuales populares son "totalmente incompatibles con el nacionalismo de tipo identitario".

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, explicó que los valores primordiales para el PP son la libertad, el pluralismo y la igualdad, mientras que el nacionalismo cree que la identidad pasa por delante.

Indicó que en la etapa actual, CDC "se ha metido por un camino de radicalismo nacionalista que roza el independentismo abierto y exagerado". A su juicio, un pacto sólo pasa por que el secretario general de CDC, Artur Mas, "baje a la tierra, y dejarse de sueños soberanistas".

El PP, según él, no puede llegar a acuerdos con un partido que tiene como objetivo separar a Cataluña de España, por lo que es "imposible" un pacto si CDC continúa con su "extraña línea 'semiindependentista' y con todos estos delirios". "Ser conciliador con el nacionalismo de identidad no es ser moderado, es ser despistado", advirtió.

También avisó de que quien quiera hacer de la lengua un tema principal de la campaña electoral europea demostrará que "no se entera de la jerarquía de importancia de las cosas", pues la prioridad debe ser la crisis.

Consideró un tema secundario la polémica respecto a la oficialidad del catalán en Europa, y señaló que Cataluña quedará un "poco miope" si se centra en la "obsesión lingüística".

Aseguró que él no lucha contra nada, sino que defiende los valores democráticos de la libertad y la pluralidad. "Todo lo que sea limitar los horizontes de la gente es malo", dijo, y contrapuso la política de la Generalitat de "imposición, donde se quiere 'monolingüizar' Catalunya", con la flexibilidad y naturalidad que defiende el PP.

"Lo que yo defiendo es bueno para Catalunya, para los ciudadanos de Catalunya, es bueno para la democracia y para la pluralidad", concluyó Vidal-Quadras.

Al preguntarle por qué el maltés es lengua oficial de la UE y no lo es el catalán cuando lo hablan más personas, recordó que la Unión está formada por Estados, por lo que los idiomas oficiales son los de los Estados. "Y los catalanes estamos muy contentos de estar dentro de la UE como españoles", aseguró.