Rajoy presenta un programa para atajar la crisis, trabajar por una Europa eficaz y defender los intereses españoles

CÓRDOBA, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, junto al cabeza de lista de su partido a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, y el presidente del PP-A, Javier Arenas, presentó hoy en Córdoba el programa electoral de los populares para dichos comicios, que sirve a tres objetivos, atajar la crisis, trabajar por una Europa más eficaz y defender los intereses españoles.

Durante su intervención en un acto público, Rajoy, que también inaugurará hoy la sede del PP de Montilla (Córdoba) y paseará luego por Cabra (Córdoba), explicó que el primer objetivo es "atajar la crisis, frenar el paro y hacer políticas que creen empleo, bienestar y riqueza en España", mientras que el segundo fin que persigue el PP es "trabajar por una Europa más unida, más sólida, más eficaz y más justa", siendo el tercer objetivo "la defensa insobornable de los intereses españoles en Europa".

Frente al "fracaso" que supone la acción política en la Unión Europea (UE) del Gobierno del PSOE, los populares defenderán, "como siempre, los fondos comunitarios, los recursos para hacer infraestructuras, las ayudas para mejorar la economía española y los intereses de los sectores agrícola, ganadero y pesquero de España, que es lo que no ha hecho el Gobierno de Rodríguez Zapatero".

Rajoy, quien aludió a que la Junta de Andalucía le ha prohibido usar hoy para intervenir en un acto público las instalaciones de un instituto de Cabra, según opinó, para que no comentara allí a los malos datos sobre fracaso y abandono escolar en España, pronosticó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "dejará el país con la misma tasa de paro (un 22%) con la que lo dejó en 1996 Felipe González".

Por eso se precisan medidas y políticas, promovidas desde Europa y directamente en España, como las que ya aplicó el PP, "porque de la crisis se sale", pero no con las medidas de Zapatero, que son "pura improvisación" y "carentes de sensatez y coherencia", a lo que se suma que, en el ámbito europeo, "ha ignorado al campo y a los valores que representa, de trabajo y de apuesta por la calidad" de sus productos.

De ahí la importancia de las elecciones europeas, ya que "los españoles, con su voto, pueden también opinar sobre lo que está pasando en España en estos momentos", según destacó Rajoy, quien igualmente se comprometió a que el PP no apoyará "que ningún usuario sea privado de su acceso a Internet sin autorización judicial".

MAYOR OREJA Y ARENAS.

Por su parte, Mayor Oreja, quien en varias ocasiones aludió a que Zapatero y el PSOE representan la "mentira" y el PP y sus propuestas la "verdad", subrayó que el programa de los populares "tiene el aval del Gobierno del PP", que presidió José María Aznar, y ahora en Europa, lo mismo que tras las generales de 1996 en España, al PP le toca "intentar arreglar lo que otros estropean".

De este modo, los populares buscan con una victoria electoral en las europeas del 7 de junio "cerrar un ciclo de fracasos" de España en la UE en la defensa de los intereses de sus agricultores y ganaderos, y llamó a la movilización de todos los militantes de su partido, para ganar las elecciones y "hacer una España más fuerte y una Europa más viva y real, capaz de acercarse a los problemas de los ciudadanos".

Finalmente, Javier Arenas ofreció al PSOE andaluz un "gran pacto", para defender los intereses de Andalucía en el Parlamento Europeo y, para tal fin, afirmó que los populares están "dispuestos a arrimar el hombro para salir de la crisis", en el marco de una posición de "compromiso con los más débiles".

En contraposición, según argumentó, el PSOE ha llevado a cabo históricamente "la política antisocial más agresiva conocida en España", ya que los socialistas "recortaron las pensiones en 1985" y también "recortaron las prestaciones por desempleo en 1992 y 1993", mientras que ahora "proponen abaratar los salarios, eliminar las deducciones por vivienda, quieren subir el impuesto de sucesiones y, a la vez, suprimen el impuesto de los ricos, que es el impuesto de patrimonio".