Rajoy propone austeridad y reformas para frenar el paro frente a la política de endeudamiento de la izquierda

En un acto con Barroso, augura la victoria del PPE el 7 de junio y dice que "eso eso será bueno para Europa y para el mundo"

VARSOVIA, 30 (De la enviada especial de Europa Press, Marisa Piqueras)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, destacó hoy en Varsovia la elevada tasa de paro que tiene España y que supera los cuatro millones de parados y defendió las políticas de austeridad y las reformas estructurales que plantean los 'populares' frente a las políticas "expansionistas del Estado" y de "aumento del endeudamiento" de la izquierda.

El líder de los 'populares' hizo estas declaraciones durante su participación en un acto en la capital polaca con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la comisaria de Sociedad de la Información, Vivianne Reding, y el secretario general del PPE, Antonio López Istúriz, en el marco del Congreso Extraordinario del Partido Popular Europeo (PPE) que va a aprobar el Manifiesto con el que los 'populares' europeos concurrirán a los comicios.

En su discurso, Rajoy aseguró que la prioridad en este momento debe ser afrontar la crisis económica "muy fuerte" que sufre el mundo y que en España es "especialmente fuerte", dado que, según recordó, la tasa de paro alcanza el 17 por ciento de la población. Es más, subrayó que el déficit público supone el ocho por ciento y que los datos del PIB reflejan un retroceso del 1,8 por ciento, el "peor dato desde hace 50 años".

"En esta situación caben dos tipos de políticas: la política de la izquierda, que se se basa en el expansionismo del Estado, el aumento descontrolado del gasto público, el aumento del endeudamiento, la ausencia de reformas y la desconfianza de la sociedad civil, y la política por la que apuesta el PP, la de la austeridad, el apoyo a los emprendedores y las reformas estructurales", enfatizó.

AGENDA DE LISBOA Y PACTO DE ESTABILIDAD.

En este contexto de crisis económica, dijo que hay que tomar "medidas excepcionales" pero al mismo tiempo resaltó que Europa debe continuar con la estrategia que marca la agenda de Lisboa, respetar el Pacto de Estabilidad, defender la la independencia del Banco Central Europeo y,en cuarto lugar, ser consciente de que "serán las pymes, los emprenderemos y los trabajadores autónomos los que saquen a Europa de la crisis".

Abundando en estos temas, líder de la oposición incidió en que hay que concentrarse en el proceso de integración europea, algo que, prosiguió, requiere la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. "Deseamos fervientemente que irlandeses, checos y polacos terminen su proceso de ratificación -exclamó--. El mensaje del PP europeo debe ser ahora o nunca".

Además, expresó la "preocupación" de su partido por la revisión de las políticas de gasto de la UE porque, añadió, no quieren que la ocasión se utilice para realizar recortes a las ayudas directas que reciben los agricultores comunitarios o realizar propuestas de renacionalización de la política agraria común. "La defensa del campo y del mar, es la defensa de los valores del PP, del trabajo duro, del medio ambiente sostenible, de la calidad de nuestros productos y de un modo de vida noble", explicó.

MERCADO INTERIOR DE GAS Y ELECTRICIDAD.

Rajoy indicó que la nueva legislatura europea debe abordar los problemas energéticos y los derivados de la lucha contra el cambio climáticos, y conseguir "que se haga realidad la construcción de un mercado interior de gas y electricidad, armonizando reglas de juego para asegurar la igualdad de condiciones todas las empresas energéticas". Igualmente, abogó por aumentar la capacidad de interconexión entre estados miembros.

El presidente del PP, que apostó por trabajar por una Europa "más solidaria", afirmó que lo prioritario es hacer realidad en la política comunitaria los valores de la cohesión social y del modelo social europeo porque, a su juicio, la historia demuestra que las políticas basadas en la libertad y la dignidad de la persona generan riqueza, bienestar social y progreso,

Tras señalar que la cohesión social es "una seña de identidad" del PPE y que esa seña de identidad será defendida por su formación en las elecciones del 7 de junio, se mostró convencido de que el PP va a ganar esos comicios en el conjunto de la UE "con una diferencia importante" sobre la mayoría de los países de la UE. "Y eso eso será bueno para Europa y para el mundo", proclamó.

Por su parte, Durao Barroso aseguró que se está construyendo un nuevo orden internacional para afrontar la crisis económica y recordó que fue la Unión Europea la que impulsó las reuniones del G-20. Este encuentro entre Rajoy y Barroso se produce un día después de las entrevista que el presidente de la Comisión Europea mantuvo en Bruselas con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien garantizó la presencia de España en las citas del G-20.