Rechazan la absolución de Charles Taylor en el juicio por crímenes contra la Humanidad

LONDRES, 4 (EUROPA PRESS)

Los jueces del tribunal especial para Sierra Leona han decidido rechazar la petición de absolución para el ex presidente de Liberia Charles Taylor, a quien se juzga por crímenes de guerra y contra la Humanidad por su presunta participación en las masacres perpetradas en Sierra Leona durante la guerra civil.

La defensa de Taylor había argumentado que no hay pruebas suficientes que sostengan estos cargos ni para sacar adelante un proceso judicial. Pero esta decisión implica que los abogados del ex mandatario, quien se ha declarado inocente, tendrán que presentar una argumentación.

Decenas de miles de personas murieron en la larga guerra civil, de casi una década de duración, de Sierra Leona, que terminó en el año 2002. Para los jueces, "la acusación ha presentado pruebas capaces de apoyar una condena para el acusado", informa la BBC. Se prevé que el juicio, que se celebra en La Haya, se reanude el 29 de junio.

Charles Taylor se enfrenta a 11 cargos de crímenes de guerra y contra la Humanidad por su supuesta implicación en el asesinato de miles de civiles en Sierra Leona, donde está acusado de financiar a los rebeldes que cometieron todo tipo de atrocidades.

Los fiscales del tribunal especial afirman que Taylor planeó esas atrocidades cometidas por el Frente Revolucionario Unido (RUF), entre otras, asesinatos, violaciones, amputación de miembros, reclutamiento de niños soldado y esclavización.

Taylor está siendo juzgado en La Haya debido a que en su momento se prefirió no juzgarle en su país por miedo a que el proceso supusiera una amenaza contra la estabilidad de la región.

Los rebeldes del RUF, a los que supuestamente Taylor dirigió y financió en la vecina Sierra Leona, son responsables de masacres de pueblos enteros. Más de 50.000 personas fallecieron en la guerra civil de este país, entre 1991 y 2002, y más de la mitad de la población, estimada en 4,5 millones, se vio obligada a huir de sus hogares.

La de Sierra Leona fue también una guerra por el control de los campos de diamantes en el norte y el este del país, territorio de los rebeldes del RUF. El tráfico ilegal de diamantes desde estas zonas sirvió para financiar la ayuda militar destinada al RUF, lo que le permitió continuar con los combates.