Revilla cree que la explosión son "coletazos" de una banda en estado "terminal" ante la toma de posesión de Patxi López

SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, cree que la explosión registrada a primera hora de la tarde en un repetidor de telefonía en el alto de La Granja, en Castro Urdiales, son "coletazos" de una banda que se encuentra en una situación "terminal" y que responde así ante la toma de posesión mañana del socialista Patxi López como nuevo lehendakari.

En declaraciones a Europa Press, Revilla se mostró convencido de que se trata de una acción de ETA, porque, según dijo, "este tipo de acciones son las lógicas de esta banda de asesinos", y se felicitó de que no haya habido heridos y sólo daños de escasa consideración.

El presidente, al que la noticia le ha sorprendido en Madrid y que ha estado en contacto con la Delegación del Gobierno, insistió en que se trata de los "coletazos finales de una banda que está en las últimas" y que "no ha podido hacer algo más espectacular porque está en una situación terminal". "Por primera vez están acorralados, con pocos efectivos y aislados completamente en el contexto nacional e internacional", apostilló.

Pero además, consideró que esta acción es "una respuesta al hecho maravilloso" que se va a producir mañana en la Casa de Juntas de Guernica, donde Patxi López tomará posesión como lehendakari. "Creo que es la reacción a que mañana por primera vez en 30 años va a haber un lehendakari vasco y español", agregó el presidente cántabro, que mañana asistirá al acto.

En su opinión, con la llegada de López al Gobierno vasco se inicia una etapa "muy ilusionante" que espera que salga bien y, para ello, recalcó que "hay que pedir a los dos grandes partidos nacionales que estén unidos, sin ningún tipo de fisura, para que esto no fracase", porque, de lo contrario, las consecuencias "pueden ser terribles".