Rosa Díez considera "de marketing" el pacto que plantea Zapatero al que aconseja afrontar la cita con "humildad"

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, sospecha que la oferta de pactos al resto de grupos que el Gobierno ha incluido en su comunicación para el Debate sobre el estado de Nación puede ser otro de los "anuncios de marketing" que atribuye al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al que aconsejó que afronte esa cita parlamentaria con "humildad y responsabilidad".

En declaraciones a Europa Press, Díez confesó que le extraña que Zapatero vaya a proponer en ese debate un Pacto de Estado para afrontar la crisis que "ha despreciado hace apenas 15 días". "Ojalá haya una voluntad real de acuerdo, pero es que para Zapatero los acuerdos consisten en que la gente le dé la razón y se pliegue a lo que él propone", se quejó.

Por eso, emplazó al jefe del Gobierno a demostrar esa voluntad con hechos, por ejemplo, convocando a una reunión a partidos y agentes sociales para hacer un análisis de la crisis, pactar un diagnóstico común y a partir de ahí plantear medidas consensuadas. "Eso es un pacto y en su mano está", agregó Díez, quien es partidaria de que del debate pueda surgir una resolución que inste al Gobierno a buscar ese pacto nacional que considera necesario para afrontar la grave situación económica.

QUE MIRE A LOS PARADOS Y NO A LOS VOTOS

Para Díez, "la situación española no se puede enfrentar con cataplasmas o discursos amables", sino con políticas que creen empleo y garanticen la protección social. En su opinión, será complicado que haya acuerdos en este sentido cuando el propio Zapatero considera que "lo peor" de la crisis ya ha pasado.

Por todo ello, recomienda al presidente del Gobierno que acuda al debate "con humildad y responsabilidad" y que, en lugar de preocuparse por "el efecto electoral" de su discurso, lo haga asumiendo que tendrá que tomar "decisiones difíciles".

En resumen, Díez dejó claro que UPyD sólo apoyará aquellas propuestas en las que realmente crea y que no persigan solo "enmascarar la crisis". "Nuestro voto no está en venta y lo importante es que Zapatero no piense en el panel de votación, sino en la pantalla de cuatro millones de parados que va a tener enfrente", enfatizó.