Saiz admite que CNI tiene "un problema interno" y justifica cambios personal porque la maquinaría es muy exigente

Dice que el trabajo quema mucho y aquel que "está descomprometido" para el proyecto del centro se "empieza a descolgar"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado director del CNI, Alberto Sáiz, reconoció hoy que el servicio de información español tiene "un problema interno" por "resolver" relacionado con personal que está "descomprometido" con su proyecto de futuro, al tiempo que justificó los cambios de responsables que ha realizado no por "discrepancias" sino por las "necesidades" del propio espionaje.

"Tenemos un problema interno, que tendremos que resolver. Esto no se resuelve por cuestiones de discrepancia. Esto es una cuestión de adhesión al proyecto. Insisto, no todo el personal del centro está dispuesto a trabajar con ahínco y con esmero en sus cosas. Esto es un tema que por un sistema de decantación natural finalmente se va a cayendo, solventando", explicó Sáiz.

En la primera comparecencia de un jefe del espionaje español ante la Comisión de Defensa del Congreso, Sáiz incidió en que los cambios de personal que él ha decidido durante su mandato "no están provocados por discrepancias" sino que "sencillamente" los adoptó por "necesidad" y porque "la maquinaria es muy exigente"

"El trabajo quema mucho y hay que rotar en los cambios en los destinos", señaló, para después recalcar que aquel que "está descomprometido" y el que "no está disponible" para "el proyecto" del centro, "finalmente", "se empieza a descolgar". "No es una cuestión de que el que discrepa se queda fuera. Todo lo contrario, el que se queda fuera lo hace porque lo decide él y él mismo se está autoeliminando", añadió.

En el turno de réplica, el director del CNI agradeció a los parlamentarios que le hayan brindado su "amparo" para aclarar los hechos, ya que, como ciudadano, sólo tenía la opción de denunciarlo en los tribunales y acudir a los medios de comunicación. Sáiz dijo estar "permanente preocupado" por "la imagen" del servicio de espionaje, que, tras las acusaciones publicadas, "no queda nada bien" al igual que "la inmensa mayoría" de su personal.

Señaló, en esta misma línea, que le preocupa que la sociedad pueda creer que el servicio de información "no funciona bien" cuando lo cierto es que su funcionamiento "es muy bueno" y "mejorará" más con el tiempo.

"JAMÁS HE USADO DINERO PÚBLICO"

En su breve intervención inicial, Sáiz subrayó que "jamás" ha utilizado dinero público en su beneficio y aseguró que "el cúmulo de falsedades" publicadas contra su honor ha desprestigiado también al CNI y a sus "muchos y buenos" profesionales. "Jamás he usado dinero público, para sufragar ningún gasto personal o privado ni en mi casa ni mis viajes ni he usado el centro en mi beneficio", indicó.

Explicó que el servicio de información sólo pago las reformas necesarias para "securizar" su domicilio de cara a poder recibir a autoridades de servicios de inteligencia en reuniones de trabajo y que los arreglos adicionales que se realizaron en la vivienda fueron pagados por él mismo, con un coste de 68.500 euros, con facturas y comprobantes que se ofreció a mostrar a los diputados asistentes. Ninguno de los diputados presentes le solicitó que le exhibiera factura alguna.

El jefe del servicio de información dijo que el "cúmulo de falsedades" contra su "imagen y honor" tenía "fines poco confesables". "Les aseguró que no sólo he pagado siempre de mi bolsillo todos los gastos sino que he tratado de minimizar todos los gastos", añadió.

Insistió además en que las pocas veces en que ha realizado alguna actividad privada en el marco de un viaje de trabajo, una vez finalizada su agenda profesional, el coste ha sido sufragado por él mismo o por el servicio de información al que visitaba, si se trataba de una invitación.

También negó haber usado dinero público para actividades de caza y pesca en sus viajes para visitar a autoridades de servicios de inteligencia extranjeros, rechazó haber realizado las actividades privadas que se le apuntan en Mali porque no estuvo en 2008 y en Senegal porque nunca ha cazado allí.

Sáiz reconoció haber participado en una "actividad deportiva" en México por expresa invitación del director del servicio de inteligencia de ese país y citó una frase de la carta que ese alto cargo le envió --en la actualidad no ocupa esa responsabilidad-- y en la que lamentaba la "distorsión" sobre la actividad que compartieron tras terminar su agenda de trabajo.

Todos los portavoces de los grupos parlamentarios que participaron en la sesión agradecieron las explicaciones de Sáiz, si bien discreparon sobre la necesidad de que un director del CNI tenga que dar explicaciones sobre algunos asuntos de su vida personal en sede parlamentaria.

La diputada del PP que el 22 de abril en sesión de control al Gobierno dio credibilidad a las denuncias contra Sáiz, Pilar Barreiro alabó la labor de los agentes y le pidió a Sáiz que explicara los "cambios repentinos y arbitrarios" en el centro. Al término de la sesión, Sáiz comentó que se había sentido cómodo y que el personal del CNI aprecia los reconocimientos que hoy hicieron públicos los distintos portavoces parlamentarios.