Sarkozy llegará mañana a Madrid acompañado por Carla Bruni para iniciar su primera visita de Estado a España

Verá a Rajoy ese mismo día tras almorzar con los Reyes y se reunirá con Zapatero el martes, con motivo de la XXI cumbre bilateral

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, llegará mañana a Madrid acompañado por su mujer, la ex modelo y cantante Carla Bruni, para iniciar su primera visita de Estado a España, a la que seguirá un día después la tradicional cumbre bilateral entre los dos Gobiernos.

Su viaje ha despertado una expectación especial porque, aunque Sarkozy realizó una visita oficial a España el 31 de mayo de 2007, pocos días después de acceder al Palacio del Elíseo, es la primera vez que su presencia en Madrid cuenta con la compañía de Bruni, con quien se casó el 2 de febrero de 2008.

El matrimonio tiene prevista su llegada a la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas a las 11.30 horas del lunes. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, acudirá a esperarles.

Los Reyes les recibirán con honores militares en el Palacio de El Pardo, donde se alojará el presidente y su esposa durante su estancia --como hacen casi todos los jefes de Estado en sus visitas-- y les ofrecerán un almuerzo privado en Zarzuela al que también asistirán los Príncipes de Asturias.

En paralelo, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ofrecerá un almuerzo a su colega francés, Bernard Kouchner, y a los titulares de Interior de los dos países, Alfredo Pérez Rubalcaba y Michelle Alliot Marie, en el Palacio de Viana.

Tras la comida en Zarzuela, Sarkozy se entrevistará en El Pardo a las 16.30 horas con el líder del PP, Mariano Rajoy, cuyo partido pertenece a la misma familia política que la Unión para un Movimiento Popular del francés.

A continuación, Sarkozy y Bruni visitarán el Museo del Prado, acompañados por los Reyes, y después ofrecerán una recepción a la colectividad francesa en España en la residencia del embajador francés, Bruno Delaye, en la que habrá palabras de Sarkozy.

CENA DE GALA

Su agenda del lunes culminará con la cena de gala que ofrecerán en su honor los Reyes en el Palacio Real y a la que asistirán también los Príncipes de Asturias, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado por su esposa, Sonsoles Espinosa, los máximos representantes de las instituciones del Estado, empresarios y otros representantes de la sociedad civil.

Si bien en las cenas de gala que se celebran coincidiendo con una visita de Estado los invitados superan el centenar, para esta ocasión se espera completar el aforo máximo del comedor de gala del Palacio, en cuya mesa caben unos 140 comensales.

Los medios de comunicación sufrirán también por la expectación que ha generado el acto, debido a que la Casa Real ha decidido, alegando razones de espacio, limitar la presencia de los periodistas ante la gran afluencia esperada para cubrir los saludos iniciales y el brindis con los discursos al inicio de la cena.

La visita de Estado continuará el martes con el tradicional homenaje a los que dieron su vida por España en la Plaza de la Lealtad y culminará con la presencia de Sarkozy en el Congreso de los Diputados, donde pronunciará un discurso ante diputados y senadores.

EXTENSIÓN DE LA COOPERACIÓN POLICIAL

El presidente francés se dirigirá a continuación al Palacio de la Moncloa para el arranque de la XXI Cumbre bilateral entre los dos Gobiernos, en la que anunciarán su intención de extender sus equipos conjuntos policiales, que ya funcionan en la lucha contra ETA y el narcotráfico, a otros ámbitos que afectan a la seguridad interior, como la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos.

La importancia que ambos Gobiernos conceden a esta cooperación quedará reflejada con la incorporación de los ministros de Interior en la última parte de la entrevista bilateral entre Zapatero y Sarkozy.

Al margen del encuentro entre los dos presidentes, habrá reuniones específicas entre los ministros de Exteriores; Defensa; Interior; Fomento y Ciencia e Innovación.

Al término de la cumbre, Sarkozy y Zapatero comparecerán en rueda de prensa conjunta, tan sólo unos días después de que se publicaran en la prensa unas declaraciones del presidente francés --desmentidas posteriormente por el Elíseo-- en las que señalaba que quizás Zapatero "no sea muy inteligente", pero en las que destacaba que ganaba elecciones.

Zapatero trató el viernes de zanjar la polémica mostrándose convencido de que cualquier comentario que haya podido hacer Sarkozy sobre él han sido "positivo" y subrayando que con el dirigente galo le une "una buena relación" en la que "no hay ningún problema", en una entrevista concedida al diario 'Le Monde'.

Fuentes del entorno del presidente español han añadido que Zapatero no dio "ninguna importancia" a las declaraciones que se publicaron en la prensa "sacadas de contexto" y han confirmado que el Gobierno no ha pedido explicaciones al Elíseo sobre este asunto.

Tras la comparecencia de prensa, Zapatero y Sarkozy almorzarán juntos en Moncloa y, en paralelo, lo harán también sus dos mujeres, Sonsoles Espinosa y Carla Bruni, que comparten pasión por la música. Los dos matrimonios se juntarán después para compartir el café.