Sarkozy no habló con Zapatero del incidente sobre su inteligencia y dice que el presidente es "muy brillante"

El presidente francés recalca que ninguno de los dos tiene "tiempo que perder con estas cosas" y asegura que "confía" en Zapatero

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, explicó hoy que no ha comentado con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, la polémica creada por las supuestas declaraciones en las que supuestamente cuestionaba la inteligencia del español. Sarkozy aseguró que ambos están por encima de estos debates "mediocres" y afirmó que considera a Zapatero "muy brillante".

El jefe de Estado francés tuvo ocasión de pronunciarse sobre esta polémica al ser preguntado en la rueda de prensa conjunta que ofrecieron los dos mandatarios tras la XXI Cumbre bilateral España-Francia por las palabras que le atribuyó un diario francés y en las que, supuestamente, dijo que Zapatero "puede que no sea muy inteligente"

"No tenemos tiempo que perder con este tipo de cosas", afirmó Sarkozy, para después asegurar que este tema no ha sido "comentado" porque no les "interesa" a ninguno de los dos implicados. "¿Pasamos página? No sé, porque no abrimos ni el libro", agregó.

Con todo, subrayó que el hecho de que no hayan comentado este incidente "no quiere decir que no considere que José Luis es muy brillante". Dicho esto, también apuntó que cree que Zapatero es "demasiado joven y corre demasiado rápido", ya que ayer tuvo oportunidad de cruzárselo cuando hacía 'footing' en el Palacio del Pardo, antes de la cena que los Reyes dieron en su honor.

El presidente francés aprovechó para lanzar elogios al presidente del Gobierno, con quien, dijo, su relación "va más allá de la fraternidad profesional". Previamente, en sus primeras palabras a los periodistas, destacó su "aprecio al personaje político" que es el presidente español y recordó que ya se reunieron cuando Zapatero todavía no había llegado a La Moncloa. "Yo confío en él", afirmó.

NO CAEN EN "TRAMPAS DE LA POLÍTICA NACIONAL"

Sarkozy, que atribuyó el incidente a "un mediocre debate de politiqueo en Francia", insistió en que la prensa española "no tiene la culpa" de la polémica. El presidente de la República preguntó a los periodistas si consideran que carece "de experiencia" y podría llegar a "caer en una trampa así". "No vamos a caer ninguno de los dos en las trampas de las políticas nacionales", remachó.

Aunque hoy no se pronunció sobre esta cuestión, Zapatero en su día ya quitó hierro a la polémica y aseguró que, en el caso de que Sarkozy hubiera pronunciado las palabras que le atribuyeron, habrían sido unos comentarios "positivos".

Hoy tampoco ahorró elogios para el presidente francés, del que dijo que es "el mejor amigo de España que se puede tener", un amigo "fiel" al que tiene un "aprecio profundo, intenso, sincero y para siempre".