Senado aprueba hoy el último informe de incompatibilidades, a la espera de reformar el sistema junto con el Congreso

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Senado aprobará hoy el último dictamen emitido por la Comisión de Incompatibilidades y que concluye la revisión de los informes de actividades de 17 senadores cuyos casos estaban pendientes, puesto que el pasado año la Cámara dio ya el visto bueno a las actividades de los otros 247 parlamentarios. La votación se producirá en el seno del debate abierto para modificar el sistema de incompatibilidades de diputados y senadores y la posibilidad de hacerlo más estricto o transparente.

Este último informe se someterá a votación en el Pleno de la Cámara Alta después de haber superado el trámite de la Comisión de Incompatibilidades y, previsiblemente, será aprobado por unanimidad, como en las ocasiones anteriores. A diferencia del Congreso, la votación es pública, aunque no el contenido del dictamen y las actividades extraparlamentarias de los senadores sólo pueden consultarse bajo petición a la Mesa de la Cámara, según recordó a Europa Press el portavoz del PSOE en la Comisión de Incompatibilidades, Francisco Fuentes.

Precisamente este es uno de los aspectos que se encuentra en fase de estudio. El Congreso ha aprobado por unanimidad dar publicidad a todas las actividades privadas de sus miembros y a partir de ahora, junto con el Senado, se estudiará una reforma del sistema para decidir la articulación de esta voluntad de mayor transparencia.

El debate surgió en el Congreso después de filtrarse parte del dictamen de la Comisión del Estatuto del Diputado, el órgano encargado de conceder o denegar las compatibilidades. El documento se votó en el Pleno de la Cámara Baja y un centenar de diputados se negó a apoyarlo, expresando así su desacuerdo con la opacidad del sistema.

Junto a la transparencia, las Cámaras estudian también la posibilidad hacer más estrictas las incompatibilidades de los parlamentarios, un asunto en el que los grupos de la Cámara Alta tienen distinto criterio. Mientras que el PSOE es partidario de una revisión profunda del sistema, el portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, defendió en declaraciones a Europa Press la necesidad de no "funcionarizar" la política e impedir que los parlamentarios sigan ejerciendo sus profesiones.