Sevilla admite que el Gobierno acepta ahora propuestas del PP tras haberlas negado "durante meses"

Encuadra a Rajoy en la España decimonónica con elevado analfabetismo "donde los caciques conservadores compraban el voto por trabajo"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El ex ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla reconoce que el Gobierno ha aceptado "ahora" propuestas defendidas por el PP para salir de la crisis tras haberlas negado "durante meses". Se refiere en concreto a las que tienen que ver con la bajada de impuestos a pymes, con el recorte de gasto o con la ayuda directa a la compra de automóviles.

En un artículo publicado en su espacio personal de Internet, que recoge Europa Press, Sevilla hace un repaso del Debate sobre el estado de la Nación celebrado esta semana en el Congreso, carga contra los improperios que vertió el presidente del PP, Mariano Rajoy, contra la bancada socialista y analiza algunas de las iniciativas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

LA DEDUCCIÓN DE VIVIENDA DEBIÓ DESAPARECER ANTES

El diputado socialista aplaude la pretensión del Ejecutivo de suprimir dentro de dos años la deducción por compra de viviendas, una medida que reveló haber propuesto "varias veces" y que, a su juicio, se debería haber adoptado "hace años".

Asimismo, Sevilla se refiere a otra medida relevante "que no ha estado" sobre la mesa en el Debate: las ayudas a los parados que pierdan el derecho a cobrar el subsidio o que no tengan ninguna ayuda y que hoy suman "varios cientos de miles" en nuestro país. Sobre este punto, recomienda aprender de la experiencia puesta en marcha en Castilla-La Mancha.

"Del resto (de propuestas) --dice--, hay de todo. Propuestas del PP que ahora acepta el Gobierno después de haberlas negado durante meses hasta otras genéricas que deberemos esperar sus concreciones para valorar", manifiesta en relación a la Ley de la Economía Sostenible.

EL PP NO TIENE ANTERNATIVA

Eso sí, quiso dejar claro que, tras este vigésimo Debate sobre el estado de la nación, la ciudadanía sigue sin conocer "una alternativa" por parte del PP, "si la tiene", y que "mediante el insulto" del que, a su juicio, echó mano Rajoy, "todos perdemos y, sobre todo, los ciudadanos".

Singularmente se refirió a las palabras que el líder del PP dirigió a los socialistas, a los que "insultó" diciéndoles que no sabían leer. "De repente --relata Sevilla-- me di cuenta de que había sido un lapsus freudiano. Que sus recetas y su estilo político, cuadran más con aquella España decimonónica con elevado analfabetismo, donde los caciques conservadores compraban el voto a cambio de trabajo". "Por cierto, ¿No he oído esto mismo, ahora, en mi circunscripción, Castellón?", remacha, en alusión a Carlos Fabra.

El diputado valenciano confiesa que estas palabras de Rajoy le han molestado "en lo personal". "No sólo sé leer, como Rajoy, aunque no esté de acuerdo con él, sino incluso sé escribir; me licencié en la Universidad, como Rajoy, aunque no esté de acuerdo con él; aprobé unas oposiciones duras, como Rajoy, aunque no esté de acuerdo con él; incluso fui ministro de Administraciones Públicas, como Rajoy, aunque no esté de acuerdo con él y pude sacar adelante más de cinco leyes que estaban pendientes desde su imperceptible paso por ese Ministerio", contrapone.

"Aunque no esté de acuerdo con el señor Rajoy prosigue--, no tiene derecho a insultarme. Ni a mi, ni a los diputados socialistas, ni a los millones de españoles que no estamos de acuerdo con él". De hecho, ya que el presidente del principal partido de la oposición sí sabe leer, debería leer el folleto que esgrime como su propuesta económica para darse cuenta de que con "esas vaguedades e inconcreciones, no se puede hablar de alternativa".