ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: Los Mossos investigan si el imán de Ripoll era el líder de la célula yihadista

Comienza en Cancún la Asamblea General de la OEA en plena discrepancia sobre la situación en Venezuela


MADRID|

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha dado este martes por inaugurado el 47º periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General del organismo continental, en Cancún (México), poco después de que los ministros de Exteriores de sus países miembros fueran incapaces de adoptar una declaración conjunta sobre la violencia política que ha dejado al menos 73 muertos desde abril en Venezuela.

Almagro ha dedicado su discurso inaugural a defender la separación de poderes en Latinoamérica, y ha recordado que "la construcción de la democracia es permanente: debemos ser fuertes para ser coherentes", ha subrayado el diplomático uruguayo.

"Nuestros héroes dieron su vida para que construyamos nuestros sistemas políticos sobre principios fundamentales: separación de poderes, independencia del Poder Judicial, derechos electorales de la gente, garantías para las libertades fundamentales de nuestro pueblo, el respeto a la libertad de expresión y a la disidencia política", ha añadido.

SIN ACUERDO

Minutos antes de la apertura de la sesión, los ministros de Exteriores de los países miembros de la OEA se han reconocido sido incapaces de alcanzar el quórum que necesitaban las dos propuestas de declaración sobre la situación política de Venezuela. Ni la resolución en la que participaba Estados Unidos y que proponía la apertura de diálogo inmediato con la oposición, ni la propuesta de la CARICOM, que más cercana al Gobierno venezolano, han conseguido el quórum necesario.

Venezuela, cuya ministra Delcy Rodríguez se ha retirado de la reunión tras señalar que su Gobierno no reconoce a la OEA ni lo que este encuentro decida, estuvo ausente en ambas votaciones.

Horas antes de la votación, Almagro había señalado que "Venezuela necesita un cronograma electoral integral que incluya elecciones nacionales" y además "necesita dejar sin efecto el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, un Poder Judicial independiente, liberar los presos políticos", y "detener la tortura" a los opositores apresados, entre otros temas.