SP.- Pagazaurtundúa: "si los magistrados consideran que no tenían elementos probatorios, así sera"

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo dice que la huelga en el País Vasco "no tenía ningún sentido"

SANTANDER, 22 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, afirmó hoy en Santander que "hay que respetar las decisiones de los tribunales", en relación a la resolución del Tribunal Constitucional de permitir que Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) concurra a las elecciones europeas.

"Las decisiones de los tribunales hay que respetarlas; es muy importante que nosotros no deslegitimemos nuestras propias instituciones", subrayó Pagazaurtundúa a preguntas de la prensa, y remachó que si los magistrados "consideran que no tenían elementos probatorios, así será".

La resolución, adoptada por unanimidad, señala que el Tribunal Supremo habría basado la anulación de la candidatura en "indicios de los que sólo puede desprenderse la asunción de una ideología política, pero en ningún caso la realidad de una trama defraudatoria al servicio de una organización terrorista o de formaciones políticas vinculadas al terror". La decisión supone un duro varapalo a las tesis defendidas tanto por la Fiscalía como por el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, que defendieron que la lista de II-SP (coalición de comuneros e Izquierda Castellana), era una mera sucesión de la ilegal Batasuna.

HUELGA SIN SENTIDO

Por otra parte, Pagazaurtundúa opinó que la huelga general convocada ayer en Euskadi por varios sindicatos nacionalistas --ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, ENHE e Hiru-- "no tenía ningún sentido".

Al respecto, consideró que no tenía "ningún sentido sindical" ni "para un Gobierno que acaba de comenzar su andadura", sobre todo cuando se convocó antes de la constitución del nuevo Ejecutivo. Este hecho, denunció, es "una mala utilización de esta potestad tan importante que existe en democracia".

No obstante, se congratuló de que "una parte muy importante" de la sociedad vasca "no es tan disparatada".