Trípoli pide al Gobierno escocés que le transfiera al condenado por la bomba de Lockerbie

LONDRES, 6 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Libia ha pedido a las autoridades escocesas que le transfieran al ciudadano libio condenado por la bomba en un avión de la Pan Am que en 1988 acabó con la vida de 270 personas en la localidad escocesa de Lockerbie, Abdelbaset Ali al-Megrahi, y que actualmente tiene pendiente de resolución la apelación contra la sentencia de cadena perpetua.

Escocia ha recibido ya la solicitud de Trípoli, tan sólo una semana después de que los Ejecutivos de Reino Unido y de Libia ratificasen un acuerdo de transferencia de prisioneros. Por el momento, el Gobierno de Alex Salmond ha avanzado que la petición será tenida evaluada por expertos, antes de tomar una decisión.

No obstante, según lo establecido en el pacto suscrito hace siete días, el proceso puede prolongarse unos 90 días, si bien cabe la posibilidad de ampliarlo aún más si es precisa información adicional. Además, la transferencia no será posible mientras tenga lugar la apelación presentada por el propio Al-Megrahi, de modo que cualquier retorno a su país deberá pasar por su retirada.

La pasada semana, sus abogados insistieron en desvincularlo del atentado en base a que las pruebas recabadas en su contra eran "completamente circunstanciales". Así, después de ver denegada el pasado año la libertad provisional solicitada en base al avanzado cáncer de próstata que padece, Abdelbaset Ali al-Megrahi, de 57 años, afronta un segundo proceso, tras el primer recurso que perdió en marzo de 2002. Sin embargo, la Comisión Escocesa de Revisión de Deletos ordenó la promoción de una nueva, que arrancó en junio de 2007.

El hombre fue condenado en 2001 por su participación en el atentado con una bomba en el vuelo 103 de la Pan Am que se dirigía a Nueva York y que explotó sobre el suelo escocés de Lockerbie el 21 de diciembre de 1988. La detonación provocó la muerte de 259 personas a bordo del avión, un Boeing Jumbo, y de otras once en tierra.