Un trabajador de Cáritas-Sri Lanka muere en el norte a causa de los combates entres soldados y rebeldes

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Un trabajador de Cáritas-Sri Lanka, 'Raj' Anthonipillai Uthayaraj, de 26 años, perdió la vida la semana pasada en Mullivaikal, en el norte del país, como consecuencia de los enfrentamientos armados registrados en esa región entre las tropas del Gobierno y los rebeldes de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), "que en los últimos días se han cobrado la vida de cientos de civiles", según informó hoy la organización humanitaria en un comunicado.

El fallecido trabajaba como conductor de Cáritas-Sri Lanka. Hace dos semanas, el director de Cáritas Vanni sufrió la amputación de una pierna como consecuencia de las graves heridas sufridas durante otro sangriento ataque. El ataque en el que falleció Anthonipillai Uthayaraj se produjo en "una zona del norte de la isla considerada segura", según la organización.

La red Cáritas, según el comunicado, lleva a cabo en esa región del país una intensa labor de asistencia humanitaria a los cientos de miles de desplazados "que, en los últimos meses y a raíz de la reactivación de la guerra civil, se han ido asentando en una reducida zona de terreno que hasta ahora se había mantenido a salvo de los combates". Concretamente, la Cáritas local está preparando tres comidas diarias para una población de 20.000 desplazados en diversos campos de acogida temporal ubicados en las diócesis de Jaffna y de Manna.

"Debe ponerse fin a esta guerra o se perderán más vidas inocentes", afirmó el director nacional de Cáritas Sri Lanka, fray Damien Fernando, quien reclamó "protección tanto para los trabajadores humanitarios como para los civiles". Asimismo, reiteró su llamamiento a las dos partes en conflicto para que respeten las normas internacionales tanto en lo que se refiere a la protección de la población civil como a la libertad de acceso de las organizaciones de ayuda para que puedan llevar a cabo su misión humanitaria a favor de los damnificados en el norte del país.

Por su parte, la secretaria general de Cáritas Internationalis, Lesley Anne Knight, expresó su conmoción ante "esta terrible pérdida para la familia de Raj, sus amigos y toda Cáritas" y recordó, "con mayor énfasis si cabe, la necesidad de garantizar la seguridad a las personas atrapadas en medio de este conflicto, y de asegurar sus necesidades básicas".