Una mujer asegura que Lugo tiene una hija de 22 años con una fiscal de San Pedro

El presidente ha aceptado hacerse una prueba de ADN para determinar si tiene o no un hijo de seis años

ASUNCIÓN, 5 (EUROPA PRESS)

Una nueva denuncia de paternidad vuelve a desatar una polémica en torno al presidente paraguayo, Fernando Lugo. Se trata de una joven de 22 años que podría haber con una fiscal del departamento de San Pedro y que no ha sido reconocida, aseguró Benigna Leguizamón, una de las mujeres que interpuso hace 15 días una demanda de paternidad contra el ex obispo.

Leguizamón, quien pide a Lugo que reconozca como su hijo a un niño que dice que tuvo con ella hace seis años, afirmó a los medios locales que cuando el mandatario era obispo también tuvo otros hijos, entre ellos una joven que actualmente tiene 22 años, pero se abstuvo de dar más detalles "por temor a represalias, ya que es la hija de una fiscal".

Este sería el cuarto caso de paternidad al que tendría que enfrentarse Lugo en menos de un mes. El primero fue denunciado por Viviana Carrillo, con quien el mandatario reconoció haber tenido un hijo, Guillermo Armindo, el cual tiene actualmente dos años.

Pocos días después de que Lugo admitiera su "error" apareció Leguizamón asegurando que concibió un hijo de nombre Lucas Fernando con el ex obispo hace seis años. Asimismo, una tercera mujer, Hortensia Morán Amarilla, apareció ante los medios afirmando que hace más de un año tuvo un hijo con el jefe de Estado paraguayo.

PRUEBA DE ADN

Leguizamón introdujo una demanda de filiación contra Lugo el pasado 22 de abril para que reconociera la paternidad de Lucas Fernando, de seis años. Las autoridades judiciales determinaron que es necesario practicar una prueba de ADN, propuesta que aceptó el mandatario paraguayo.

El abogado de Lugo, Marcos Fariña, explicó a los medios locales que el presidente ha negado haber tenido relaciones sexuales con Benigna Leguizamón, por lo que está dispuesto a someterse a las pruebas para descartar que sea el padre del niño.

"Contestamos que el presidente acepta el análisis de ADN, pero aclara que desea hacerse el examen en un laboratorio paraguayo y no del extranjero, pero la demanda exigió un análisis en Paraguay y otro en Foz de Yguazú, en Brasil", explicó Fariña.

De este manera, el abogado aclaró que "no es cierto que haya existido una relación amorosa con la madre del menor y tampoco es cierto que haya existido una relación por espacio de dos años como se indica en la demanda".

Por su parte, Leguizamón advirtió de que recurrirá, de ser posible, a Estados Unidos si "manipulean" las pruebas de ADN que hay que hacer a su hijo y al ex sacerdote, y aclaró que no está dispuesta a llegar a ningún arreglo que no sea el reconocimiento de la paternidad por parte de Lugo.

La mujer dijo sentirse "preocupada por que Lugo no le reconoce a su hijo", porque hasta el momento no ha recibido ninguna notificación por parte del jefe de Estado paraguayo ni de sus abogados.