UPN ofrece a Zapatero como "hoja de ruta" el pacto en Navarra y Na-Bai le acusa de hacer "cambalaches"

El presidente cree que el Gobierno foral debió consultar sus ayudas al automóvil antes de tomar una decisión "unilateral"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El diputado de UPN en el Congreso, Carlos Salvador, ofreció hoy como "hoja de ruta" contra la crisis al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el consenso político en Navarra entre el partido regionalista y el PSN-PSOE para tomar medidas, mientras que la también navarra Uxue Barkos, diputada por Nafarroa Bai, acusó al jefe del Ejecutivo de hacer "cambalaches políticos" y pactar a derecha e izquierda porque está "solo". "Abandone el cambalache y desde la izquierda, busque soluciones", le instó.

Los dos diputados navarros fueron los últimos del Grupo Mixto en intervenir en el Debate del estado de la nación. Salvador hizo hincapié en reclamar a Rodríguez Zapatero que se esfuerce en "buscar espacios" de consenso y un gran pacto de Estado para tomar las medidas necesarias ante la crisis, aparcando para ello otras iniciativas que no ayuden a este fin. Por ejemplo, dijo, la reforma de la ley del aborto o la dispensación de la píldora postcoital.

Añadió que en Navarra, el Gobierno ha tomado esta posición y ha consensuado con el PSN-PSOE y con las organizaciones patronales y sindicales una serie de medidas. Entre ellas, citó el diputado, la ayuda por la compra de automóviles, que el Ejecutivo central acaba de adoptar. "Esa es la hoja de ruta del Gobierno de Navarra y la vía que usted debería seguir para el resto de España", le dijo a Zapatero.

Salvador insistió en este argumento y propuso que PSOE y PP intenten en las Cortes desarrollar el "espíritu de colaboración" que han encontrado en el País Vasco. En este caso, para lograr las "reformas estructurales" que a su juicio necesita el país.

LA CRISIS Y EL RESTO.

El presidente del Gobierno le reconoció su intención de buscar apoyos, pero puntuales, porque no ve posible un gran acuerdo político y no puede esperar a que se dé el clima necesario para ello antes de tomar medidas. También descartó la posibilidad de aparcar otros proyectos del Gobierno para evitar más brechas de discusión, como le sugirió Salvador. "Son terrenos muy distintos", dijo. "El Gobierno puede seguir su ritmo de acción legislativa", defendió.

Rodríguez Zapatero aseguró también que conoce "las posibilidades financieras de Navarra" para afrontar la crisis con propuestas como la ayuda al automóvil, acordada "unilateralmente", comentario por el que le pidió una aclaración el diputado navarro. "Podíamos haberlo hablado, eso quería decir", matizó Zapatero.

Pese a que también su Gobierno propone ahora subvencionar la compra de automóviles, el presidente insistió en que la medida que más ayuda a este sector es el Plan de Competitividad aprobado, porque se dirige a los fabricantes españoles, que exportan el 85 por ciento de los vehículos que montan.

"ESTÁ USTED SOLO"

La diputada de Nafarroa Bai Uxue Barkos acusó al jefe del Ejecutivo de estar recurriendo al "cambalache político", pactar hoy medidas con la derecha y mañana otras distintas con la izquierda, para seguir adelante ante su soledad parlamentaria, que es una "apuesta personal" del presidente, dijo.

Además de suponer una navegación "a la deriva", "una mala táctica para hacer frente al problema", Barkos aseguró que esta estrategia hace que el Congreso "adolezca de coherencia política para legislar" y exigió a Rodríguez Zapatero que "abandone el cambalache y desde la izquierda busque soluciones". Otra consecuencia de la situación, concluyó, es que se alarga la lejanía entre ciudadanos y política. "Vamos por detrás, no nos creen y, lo fundamental, no generamos confianza", censuró.

La diputada también criticó algunas medidas anunciadas por el presidente, como la eliminación de la deducción por compra de vivienda, que beneficiará a las entidades que ahora están comprometidas por una cartera de pisos que no pueden vender. También pidió explicaciones por un anuncio publicado en prensa pero que no se ha producido, la ampliación del subsidio por desempleo, cuando un millón de parados se han quedado sin ella, recordó.

MEDIDAS COHERENTES.

Rodríguez Zapatero le respondió a la diputada nacionalista que todas las medidas que toma el Gobierno tienen "un hilo conductor", una "coherencia de carácter progresista", la búsqueda de un nuevo modelo de producción que termine con la primacía de la construcción en el país.

Rechazó así el término cambalache, que no se puede aplicar a esta situación, argumentó, porque todos los acuerdos que el Gobierno va alcanzando son "transparentes" y no "a espaldas de la ciudadanía". Incluyó aquí los acuerdos del PSN con UPN en Navarra. "Con todas las consecuencias, hemos hecho una opción en Navarra. Habremos acertado o no, es discutible, el tiempo lo dirá, pero como tiene transparencia no puede situarse en el terreno de lo malicioso", añadió.

En cuanto a la soledad parlamentaria, el presidente aclaró que ha sido elegida por el PSOE visto el reparto de fuerzas, pero que sigue abierto a acuerdos "estables" con quien esté dispuesto a darlo.

Respecto al asunto del subsidio por desempleo, el presidente defendió su utilidad pero negó que sea responsable de lo que se publica en los medios de comunicación. En cualquier caso, aclaró que no hay un millón de familias sin ningún ingreso, porque el Gobierno estima que un 77 o 78 por ciento de esas familias con un parado recibe sin embargo "alguna renta". "No deja de ser una situación dura, pero el matiz conviene hacerlo", agregó.