Valderas (IU) espera que Griñán no dé "marcha atrás" en su postura y que sea el "máximo valedor" del Estatuto

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, dijo hoy que espera que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, no dé marcha atrás en su posicionamiento de no firmar el nuevo modelo de financiación autonómica si se modifica la propuesta presentada por el Gobierno en diciembre de 2008 y se "rompe el principio de igualdad y se conceden privilegios" a determinadas comunidades autónomas.

En declaraciones a Europa Press, Valderas dijo que el líder del Ejecutivo andaluz tiene que ser el "máximo valedor" de lo que recoge el Estatuto de Autonomía de Andalucía en materia de financiación autonómica, "logrando que se cumpla fielmente la letra negra sobre blanco".

En esta línea, el líder andaluz de IULV-CA le recordó a Griñán que Andalucía no sólo necesita un modelo de financiación que garantice la igualdad de servicios fundamentales a todas las comunidades, sino un modelo basado en la solidaridad. "Andalucía está muy lejos de alcanzar la convergencia con el resto de comunidades en casi todas las materias, especialmente en empleo", agregó.

Asimismo, Valderas insistió en que Andalucía requiere una mayor financiación autonómica que otras comunidades "que están en mejores condiciones". "Griñán debe exigir que no se concedan privilegios a otros territorios y que Andalucía no resulte discriminada", manifestó el líder de IULV-CA, quien añadió que la discriminación no se refiere sólo a financiación sino también a inversiones del Estado.

Por último, el coordinador general de IULV-CA consideró que Andalucía debe reclamar el mayor nivel de competencias igualándose a la comunidad que más tenga y exigir, entre otras, la competencia total sobre ferrocarriles.

Griñán aseguró hoy que si se mantiene el modelo presentado por el Gobierno en diciembre de 2008, "no habrá problemas", pero si se modifica y "en alguna de esas modificaciones se rompe la igualdad de todos los españoles, Andalucía no aceptará".

En este sentido, el presidente del Ejecutivo andaluz dejó claro que aspira a un modelo que "sea bueno para el conjunto de España y que garantice que cualquier español viva donde viva tenga el mismo acceso a todos los servicios públicos". De esta forma, Griñán dejó claro que si se rompe la igualdad y se conceden privilegios, "se rompería el sistema".