Zapatero apuesta por "precisar el alcance" de las funciones y competencias del Estado dada la evolución autonómica

Prologa un libro de López Aguilar en el que éste afirma que puede entenderse la legitimidad de la Monarquía con perspectiva republicana

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cree que es necesario "precisar el alcance" de las funciones y de las "cláusulas competenciales" del Estado tras 30 años de Constitución y de desarrollo de un "modelo territorial autonómico ya muy evolucionado".

Zapatero ofrece esta reflexión en el prólogo de un libro publicado por el candidato del PSOE al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, titulado "La aventura democrática. La Constitución y el alma republicana en la Monarquía parlamentaria (1978-2009)".

El jefe del Ejecutivo explica que España es hoy un país "muy distinto" al de 1978 y que "sin embargo, la Constitución sigue siendo la misma". Añade que la tarea de las generaciones actuales, tarea "genuinamente constitucional", es conseguir que los preceptos de la Carta Magna "sigan siendo válidos y eficaces" de cara al futuro.

"No me estoy refiriendo a la reforma constitucional que, por otra parte, considero merecedora de un debate democrático en aspectos ya conocidos", aclara a continuación Rodríguez Zapatero. El presidente explica que se refiere a la "necesidad" de emprender algunos ajustes, como el de las competencias y funciones del Estado, sobre el que no ofrece más detalles.

También cita el presidente como necesario "adaptar el servicio público de la justicia", porque el Derecho se ha multiplicado, "especializado y fragmentado"; e "integrar el fenómeno de la inmigración" en el Estado Social de Derecho.

Zapatero define como "vocación de comprensión generacional de la Constitución" este interés por interpretar el texto básico "con arreglo a la realidad del tiempo de su aplicación".

La posibilidad de revisar las competencias estatales es una de las propuestas del PP de cara a una reforma de la Constitución, con la intención de reforzar el papel del Estado. Sin embargo, el Gobierno la circunscribe a cuatro asuntos (la sucesión de la Corona, la incorporación de España a la Unión Europea, la denominación de las Comunidades Autónomas y la reforma del Senado) y en este texto Zapatero mantiene que se reflexione sobre esos "aspectos concretos".

LA 'REPUBLICANIZACIÓN' DE LA MONARQUÍA PARLAMENTARIA

Juan Fernando López Aguilar, catedrático Derecho Constitucional, aborda en su obra el desarrollo de la democracia española 30 años después de la aprobación de la Constitución: las transformaciones de la sociedad, la permanencia y cambio de los valores constitucionales, el desarrollo de la estructura territorial e institucional del Estado, la plena incorporación a la Unión Europea, etc.

Uno de los capítulos está dedicado a la monarquía y a la "republicanización" que, según el candidato del PSOE, ha registrado. El proceso constituyente "heredó del franquismo la fórmula monárquica", pero "rehizo la idea de la Corona", que hoy es una institución "útil" para los españoles y ha tenido una "continuada y exitosa legitimación".

"Tenemos ahora un monarca parlamentario y parlamentarizado, monarca republicanizado en los valores que distinguen al republicanismo cívico en la teoría política de la democracia moderna", precisa López Aguilar: un Rey desprovisto de poderes efectivos, "símbolo de la unidad y permanencia del Estado" y que encarna por ello "la reunión de los españoles en la España constitucional".

"La legitimación de la Corona puede así comprenderse, sin paradoja alguna, desde una perspectiva republicana", añade el autor, que aclara que esta afirmación es una valoración y no supone una "formulación constitucional" de la Jefatura del Estado.

López Aguilar reflexiona a continuación sobre lo que califica "problemas de ajuste" de lo que rodea a la institución del Rey: la Familia y Casa Real. El modelo español tiende a la "hiperprotección jurídica" de la Jefatura del Estado, ese "aura" se extiende también a ese entorno y ahí se plantean "desafíos" en la actual "democracia mediática" que, según López Aguilar, deben afrontarse y resolverse.

"Una relectura democrática de la monarquía parlamentaria, tan inaplazable como necesaria, que a mi juicio debería ser compatible con una defensa razonada de sus virtualidades y funcionalidades positivas en clave 'republicana'", expone.