Zapatero dice que no aceptará "chantajes" y que mantendrá "todo el esfuerzo posible en inversión pública"

Asegura que la salida a la crisis es "social o no será", porque su origen son "las políticas neoliberales"

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que no aceptará "chantajes" ni "cantos de sirena cínicos" de los que piden que se reduzca el gasto social y afirmó que hará "todo el esfuerzo posible en inversión pública" y en gasto social porque si no lo hace el Estado no lo hará "nadie" y porque sería "debilitar al país para salir de la crisis" y provocar una "fractura social".

En el acto de presentación del programa y de la lista del partido a las elecciones europeas del próximo 7 de junio, Zapatero denunció el "cinismo" de los que dicen que "no se puede gastar" y subrayó que cuando piden la reducción del gasto "siempre se refieren a los gastos que a ellos no les afectan". "Como los gastos les beneficien, bien que lo piden", aseguró.

Además, a los que piden la reducción del gasto público, el presidente del Gobierno preguntó qué ocurriría en sectores como el del automóvil, en los que el "apoyo público" está garantizando que "se mantengan en España" las grandes compañías y "puedan fabricar nuevos modelos", como ha ocurrido en Barcelona con la adjudicación del nuevo modelo de Audi, Q3, a la planta de Seat. Según Zapatero, si no hubiera un plan de apoyo a este sector, las fábricas y los "300.000 puestos de trabajo directos e indirectos" vinculados "desaparecerían".

"Esto es el gasto público", recalcó Zapatero. Mientras tanto, dijo, el gasto social es para "ayudar" a las personas que "importan de verdad" al Gobierno y que "tienen problemas" porque han perdido el empleo o no pueden pagar su hipotecas, a quienes aseguró que el Ejecutivo ayudará más.

El secretario general de los socialistas subrayó que este es el momento de "acelerar" el cambio del modelo económico en España, hacia uno en el que haya "menos ladrillo y más tecnología, menos petróleo y más energías renovables, menos especuladores y más gente que se gane la vida con su esfuerzo"

Zapatero lanzó también un mensaje al líder de la oposición, Mariano Rajoy, quien dijo que no había una salida socialista a la crisis. El líder del PSOE le aseguró que "el camino para transitar la crisis es social o no será" y garantizó que la salida de esta situación será socialista y "liderada por el PSOE", porque el "origen de la crisis" no son las políticas sociales, sino "las políticas neoliberales de la avaricia" y del "afán de lucro sin límites".

El acto, celebrado en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, contó con la presencia de los ministros de Cultura, Ángeles González-Sinde, Vivienda, Beatriz Corredor, Educación, Ángel Gabilondo, Fomento, José Blanco, e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el más aplaudido por los cerca de 1.500 militantes y simpatizantes presentes.

Rubalcaba, además, fue ovacionado cuando Zapatero se refirió a los éxitos en la lucha antiterrorista, que es "cada vez más fuerte", y que está conduciendo a que el final de ETA esté "cada vez más cerca".

((HABRÁ AMPLIACIÓN))