Zapatero pide a Feijóo "reciprocidad" a la "lealtad" que le ofrece porque "no hay gobiernos amigos o enemigos"

Reivindica la gestión de Touriño, agradece que asumiese "sin excusas" el resultado del 1-M e invita al PSdeG a "mirar hacia adelante"

PONTEVEDRA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno y secretario general del PSdeG, José Luis Rodríguez Zapatero, reafirmó hoy su voluntad de cumplir sus "compromisos con Galicia" al margen de que en la Xunta haya "un nuevo color político", ya que entiende que "no hay gobiernos amigos o enemigos, sino que todos son iguales", por lo que garantizó que la "lealtad" presidirá sus relaciones con el nuevo presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, a quien demandó "reciprocidad por el bien de los ciudadanos".

En su intervención para cerrar el congreso extraordinario del PSdeG que eligió como nuevo líder de los socialistas gallegos a Manuel 'Pachi' Vázquez, el presidente del Gobierno revindicó su "compromiso" con las infraestructuras gallegas para "adelantar el tiempo perdido", por lo que incluso se mostró dispuesto a "duplicar la colaboración con la Xunta". "Voy a colaborar con Núñez Feijóo igual que colaboré con Touriño", proclamó ante los militantes socialistas.

Su objetivo, dijo, es "completar la fase de modernización" de las infraestructuras gallegas, que a su juicio, "lleva buen ritmo". Al respecto, agregó que "seguro" que el ministro de Fomento, el lucense José Blanco, "va a tener pocas excusas, tratándose del AVE".

Otras de las materias en las se comprometió a aplicar el diálogo con los nuevos gobernantes de Galicia es en el modelo de financiación autonómica, del cual dijo que desea que sea "concertado con todas las comunidades autónomas". "Y por supuesto, también con la Xunta", agregó dos días después de que Feijóo advirtiese de que no aceptará unas cifras pactadas de forma bilateral con Cataluña.

Zapatero recordó que ya le transmitió "personalmente" a Núñez Feijóo que en los próximos días mantendrán ambos una reunión, la primera desde que el líder 'popular' asumió la Presidencia de la Xunta, "para llevar adelante la colaboración institucional que será con lealtad desde el Gobierno de España". Asimismo, ofreció "trabajo leal y colaboración cuando sea necesario" con la Xunta para "mantener" en el futuro las conquistas sociales "fruto de la tarea de Touriño".

RECONOCIMIENTO A TOURIÑO

Precisamente el reconocimiento y las palabras de elogio al ex presidente de la Xunta, que dimitió al día siguiente de las elecciones que devolvieron la mayoría absoluta al PPdeG, constituyeron el arranque del discurso de Zapatero. "El balance de una labor debe tener una perspectiva", indicó para reivindicar que Touriño ha dejado una gestión de Gobierno "que en muchos aspectos será recordada por los gallegos", así como un partido "mucho más fuerte".

Desde la primera fila de los asistentes, un Touriño con gesto un tanto compungido esbozaba en sus labios un gracias, mientras escuchaba como Zapatero lo definía como "una persona leal a sus ideas, a sus convicciones y un buen demócrata". Así, aplaudió como el ex secretario general del PSdeG asumió en la noche electoral "la victoria de Núñez Feijóo" y enarboló su "buen estilo democrático".

"Asumió la victoria del PP sin excusas, como un buen demócrata", aseveró para contraponer esta actitud con la del PP y en concreto con la de Mariano Rajoy. Zapatero recordó que sus responsabilidades políticas al frente del PSOE "han coincidido permanentemente" con una etapa de Touriño, por lo que le agradeció su colaboración "en este tiempo", pero la proyectó hacia el futuro al señalar que "seguirá durante muchos años".

RESPALDO DE 'PACHI'

En cuanto al nuevo líder de los socialistas gallegos, Zapatero subrayó el "gran respaldo" con el que cuenta entre la militancia gallega --fue apoyado por el 90,55 por ciento de los delegados que votaron en el congreso extraordinario que hoy finalizó en Pontevedra--, y también le garantizó el aval "en particular" del PSOE. A Vázquez le auguró "una tarea exitosa" porque se le ven "las ganas", para lo cual le recomendó que "no hay nada mejor que querer avanzar y dar lo mejor de uno mismo".

En su opinión, 'Pachi' Vázquez toma las riendas de un partido que arranca de la "solidez" que demuestran las alcaldías y concejales con los que cuenta y en Galicia "hay cantera", entre los que situó al nuevo secretario de Administración y Organización, Pablo García, procedente de esta misma área en el sindicato Unións Agrarias.

Por ello, el secretario general del PSOE invitó al partido en Galicia a "mirar hacia adelante" y que "queden atrás etapas en las que se miraba hacia atrás". Pero también pidió "permanecer fuertes" a los "mejores valores" del socialismo y "hacer una política diferenciada de la conservadora y de la derechas", máxime en la coyuntura actual de crisis económica. Así, apostó por una política que integre a "todas las sensibilidades, todas las lenguas, todas las formas de mirar Galicia y de mirar España desde Galicia".