Crónica India/Pakistán.- Pakistán admite que una parte de los atentados de Bombay se orquestó en su territorio

Nueva Delhi acoge con satisfacción la respuesta de Islamabad pero le pide que desmantele la infraestructura terrorista en el país NUEVA DELHI, 12 (EUROPA PRESS) El Gobierno paquistaní admitió hoy públicamente que una "parte" de los atentados ocurridos el pasado 26 de noviembre en la ciudad india de Bombay, en los que murieron 179 personas, se orquestó en su territorio y anunció que se ha abierto una causa. El Gobierno indio considera "positiva" esta declaración, si bien dijo que aún tiene que recibir y analizar el informe de Pakistán, a cuyo Gobierno instó a desmantelar la infraestructura del terrorismo. El ministro del Interior paquistaní, Rehman Malik, explicó a la prensa que "una parte de la conspiración se orquestó en Pakistán pero la mayor parte se preparó en India". Asimismo, señaló que "los terroristas fueron entrenados por Lashkar e Taiba", grupo terrorista islamista prohibido en Pakistán y al que Nueva Delhi responsabilizó de los atentados de Bombay. Por otra parte, el ministro anunció que el Gobierno ha presentado una queja policial (FIR, informe de primera información) en la que se menciona a "Ajmal Kasab y a otras nueve personas, de las que seis han sido detenidas". Malik se refería al único de los asaltantes de Bombay que sobrevivió a los ataques y que se encuentra detenido en India. El pasado 5 de enero, las autoridades indias remitieron a Islamabad la información de la que disponen sobre los hechos, por los que están imputadas diez personas, incluido Kasab. Las declaraciones de Malik son la respuesta del Gobierno paquistaní al informe de Nueva Delhi. INDIA LO CONSIDERA "POSITIVO" El Gobierno indio calificó de "positiva" esa respuesta pero urgió a Pakistán a desmantelar la infraestructura del terrorismo en su territorio. El Ministerio de Asuntos Exteriores se mostró cauto y señaló en un comunicado, recogido por los medios indios, que ahora debe estudiar las acciones emprendidas por Pakistán ya que le interesa que los autores de los atentados rindan cuentas ante la Justicia. "El Gobierno examinará los asuntos abordados en la respuesta de Pakistán. Después compartiremos todo lo que podamos" --la información disponible-- "con Pakistán", dijo el Ministerio. "Nuestro objetivo es que se castigue a los autores del 26/11, y llevaremos este proceso hasta el final. Esperamos que Pakistán emprenda acciones creíbles para desmantelar la infraestructura del terrorismo en Pakistán", agregó. El Ministerio emitió su comunicado después de que el secretario de Asuntos Exteriores paquistaní, Salman Bashir, "informase oficialmente" al embajador indio en Islamabad, Satyabrata Pal, de la respuesta de Pakistán al dossier de pruebas que Nueva Delhi entregó a Islamabad el pasado 5 de enero y que atribuía la autoría de los ataques de Bombay a sujetos paquistaníes. El ministro del Interior indio, Palaniappan Chidambaram, se manifestó en el mismo sentido que Exteriores al declarar: "Nos satisface que la respuesta inicial sea positiva". Citado por los medios indios, Chidambaram destacó que el informe que India entregó a Pakistán en enero es un documento "excepcional, meticulosa y contundentemente argumentado" que "nadie podría haber ignorado". El ministro de Exteriores indio, Pranab Mukherjee, se pronunciará mañana en el Parlamento en relación con la respuesta de Pakistán. IMPLICACIÓN DEL ISI Por otra parte, el ministro del Interior de Pakistán hizo hincapié en que los atentados de Bombay son el resultado de "una acción llevada a cabo por individuos o actores no estatales" cuyo propósito es "generar terror" por unos motivos que aún deben ser averiguados por las autoridades indias y paquistaníes. De esta manera, Malik incidió en la idea de que los servicios de Inteligencia paquistaníes (ISI) no tienen nada que ver con la masacre de Bombay. Su homólogo indio tampoco quiso ahondar en el tema y, ante la pregunta de un periodista sobre la posible implicación del ISI en los ataques --una tesis defendida por India y rechazada en repetidas ocasiones por Pakistán--, respondió que "no es justo entrar en ese debate en este momento". RESULTADOS DE LAS INVESTIGACIONES Durante su comparecencia ante los medios, Malik también reveló algunos detalles sobre las investigaciones de los atentados. Por ejemplo, precisó que uno de los sospechosos detenidos, al que identificó como Javed Iqbal, había sido atraído desde Barcelona para regresar a Pakistán. Su arresto habría llevado a la detención de otros sospechosos. Asimismo, dijo que los investigadores han descubierto que algunos fondos transferidos desde Italia y España se emplearon para financiar el atentado, así como tarjetas telefónicas SIM austríacas, y habló también de una conexión con la ciudad estadounidense de Houston. Los Servicios de Información españoles dijeron después que no han sido informados de la posible conexión de Barcelona con los atentados de Bombay, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. El ministro relató como se había llegado a esta conclusión: "Buscamos al propietario de la tienda donde se compró el bote neumático (que usaron los terroristas para llegar a Bombay), que nos informó de que el tipo que lo compró dio un número de teléfono y eso ayudó en la investigación". El número había sido anulado, agregó, pero los investigadores consiguieron una pista que les llevó a un banco. "Había una cuenta de alguien relacionado con un acto de terrorismo y esa cuenta nos llevó a un individuo que participó" en los atentados. Éste "nos dio otras pistas que no queremos hacer públicas", precisó. En la investigación también se estudiaron los correos electrónicos de los sospechosos. PAKISTÁN LUCHA CONTRA EL TERRORISMO Malik también aprovechó para reiterar el compromiso de Pakistán en la lucha antiterrorista. El Gobierno "ha actuado basándose en toda la información suministrada por India, lo que demuestra nuestra sinceridad y nuestro compromiso con la lucha contra el terrorismo", recalcó. "Pakistán está con el pueblo de India", agregó. Por otro lado, indicó que Islamabad ha remitido a Nueva Delhi 30 preguntas para recabar más información sobre los autores de los atentados, incluidas huellas dactilares y muestras de ADN de todos los terroristas. "Ésta es una petición genuina", subrayó Malik, quien incidió en que Pakistán "no está trasfiriendo la responsabilidad, sino que lo que quiere es cooperación y ayuda" para seguir investigando los hechos. "Pakistán quiere que Ajmal Amir Kasab declare ante un tribunal y también quiere saber cómo se consiguieron algunas de las tarjetas SIM en India", agregó el ministro, que se había reunido previamente con el embajador indio en Islamabad. Los sucesos de Bombay reavivaron las tensiones entre ambos países, que ya se han enfrentado en varias guerras a lo largo de la historia, pero lo que más parecía enojar a India era la falta de rapidez de las autoridades paquistaníes a la hora actuar, lo que hacía sospechar a Nueva Delhi que el ISI aún mantenía sus antiguos vínculos con ciertos grupos extremistas paquistaníes.