El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

  • Bangkok, 12 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, instó hoy a los miles de manifestantes que exigen su dimisión en protestas en distintas partes de Bangkok a cesar la protesta y volver a sus casas o afrontar la firmeza de los cuerpos de seguridad.

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

Al menos 49 heridos en una carga de soldados contra manifestantes en Bangkok

Al menos 49 heridos en una carga de soldados contra manifestantes en Bangkok

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

El Gobierno dice a los manifestantes que cesen la protesta o afronten las consecuencias

El Ejército justifica el empleo de la fuerza contra los manifestantes

El Ejército justifica el empleo de la fuerza contra los manifestantes

Bangkok, 12 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, instó hoy a los miles de manifestantes que exigen su dimisión en protestas en distintas partes de Bangkok a cesar la protesta y volver a sus casas o afrontar la firmeza de los cuerpos de seguridad.

"Poned fin a las protestas. El Gobierno necesita aplicar las medidas recogidas en el decreto del estado de excepción para restablecer la paz en la nación", dijo el gobernante en un discurso retransmitido a toda la nación por televisión y radio.

Vejjajiva, que tenía una herida leve en uno de sus brazos donde le golpeó un objeto que le arrojó un manifestante esta mañana cuando abandonaba el Ministerio del Interior, solicitó a la población que permanezca en calma y no tema el despliegue de las fuerzas del orden.

El Ejecutivo declaró hoy el estado de excepción en Bangkok y las vecinas provincias de Nonthaburi, Samut Prakan, Pathum Thani, Nakhon Pathon y Ayutthaya, y después soldados, policías, tanques y carros blindados salieron a las calles de la capital para proteger los principales puntos y restablecer el orden.

Un contingente bloqueó todas las calles que conducen al Palacio del Rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, y un millar de agentes antidisturbios, pertrechados con gases lacrimógenos, acudieron al Palacio de Gobierno, cercado desde el 26 de marzo por los miembros del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, que exige la dimisión del primer ministro.

El Frente busca con sus acciones derribar el Ejecutivo y abrir la puerta para el regreso al país del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en una asonada en 2006, prófugo de la justicia y residente en el exilio desde el pasado verano.

Bajo el estado de excepción quedan prohibidas todas las reuniones de mas de cinco personas y las concentraciones públicas que las autoridades consideren que pueden suponer una amenaza para el orden.

La medida se produce al día siguiente de que cientos de miembros del Frente asaltaran la sede de la Cumbre Asia Oriental y forzaran su cancelación antes de que se inaugurase en la ciudad de Pattaya, a unos 160 kilómetros al sur de Bangkok.

Los jefes de Estado y de Gobierno que se encontraban en el lugar de la reunión tuvieron que ser evacuados en helicópteros después de que las autoridades declarasen el estado de excepción en Pattaya, y se levanto apenas seis horas después.

Los seguidores del Frente irrumpieron hoy en el Ministerio del Interior y se produjo un tiroteo, mientras que otros manifestantes antigubernamentales robaban dos coche blindados del Ejército que estaban apostados en las inmediaciones del centro comercial Siam Paragon, en el centro de Bangkok.

Tailandia atraviesa una profunda crisis política producto del enfrentamiento entre los seguidores y detractores del ex primer ministro Shinawatra.