Guilani cumple un año al frente del Gobierno paquistaní y apuesta por el diálogo

  • Islamabad, 25 mar (EFE).- El primer ministro de Pakistán, Yusuf Razá Guilani, cumplió hoy su primer aniversario al frente del Gobierno dispuesto, según dijo, a conseguir el progreso del país mediante políticas de diálogo y reconciliación.

Guilani cumple un año al frente del Gobierno paquistaní y apuesta por el diálogo

Guilani cumple un año al frente del Gobierno paquistaní y apuesta por el diálogo

Islamabad, 25 mar (EFE).- El primer ministro de Pakistán, Yusuf Razá Guilani, cumplió hoy su primer aniversario al frente del Gobierno dispuesto, según dijo, a conseguir el progreso del país mediante políticas de diálogo y reconciliación.

En un comunicado emitido por su oficina, Guilani explicó que el Ejecutivo -encabezado por el Partido Popular de Pakistán (PPP)-, ha aplicado "desde el primer momento una política tanto interna como externa de reconciliación y construcción de consenso".

"Al llegar al poder, el Gobierno se enfrentó a enormes desafíos políticos, económicos y de seguridad. Sin embargo, el partido comenzó a gobernar en un espíritu de reconciliación y respeto de la Constitución", subrayó.

El Gobierno, sin embargo, acaba de sufrir una grave crisis política y social, fruto de las demandas de los abogados y la opositora Liga Musulmana-N (PML-N) para la restauración del ex presidente del Supremo, Iftikhar Chaudhry, al frente del tribunal.

El líder del PML-N, Nawaz Sharif, amenazó con apoyar una larga marcha hacia Islamabad el pasado 16 de marzo, lo que llevó al Gobierno a ceder y aprobar la restitución del juez 16 meses después de ser apartado por el entonces presidente, Pervez Musharraf.

Musharraf fue forzado a dimitir en agosto de 2008 por el PPP y la PML-N, que había entrado a formar parte del Gobierno tras las elecciones de febrero de 2008 pero salió del mismo por las discrepancias existentes en torno a Chaudhry y otros magistrados.

Restituidos Chaudhry y sus compañeros, el clima de tensión política ha quedado rebajado esta semana y ha dejado paso a un escenario de acercamiento entre ambas formaciones.

"La crisis política reciente, originada por percepciones diferentes sobre la restauración de la judicatura, se ha solventado bien gracias a nuestra continua confianza en políticas de reconciliación", esgrimió el primer ministro Guilani, según el comunicado.

Guilani, según la nota, agregó que su Ejecutivo ha promovido el debate en el Parlamento nacional y la necesidad de alcanzar consensos de una manera inédita.

Pero la inestabilidad política se une al severo deterioro de la seguridad en este último año, que ha llevado al Gobierno a negociar de manera infructuosa con grupos talibanes y a lanzar varias operaciones militares, cuyos resultados todavía no satisfacen a los aliados en la lucha contra el terrorismo.

Asimismo, el proceso de diálogo que mantenía desde 2004 con su potencia nuclear vecina, India, se ha visto paralizado a raíz del asalto terrorista de noviembre de 2008 en Bombay, que Nueva Delhi achacó a un grupo con base en Pakistán.

En este sentido, Guilani también dijo que su Ejecutivo "ha evitado intentos de aislar a Pakistán" pero trasladó su "esperanza" de que el país saldrá "victorioso".

En el plano económico, el Gobierno paquistaní tuvo que solicitar a finales de noviembre un crédito de 7.600 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional para hacer frente a su escasez de reservas.

En estos momentos Pakistán se halla en negociaciones con varios países e instituciones multilaterales para obtener más fondos que posibiliten la recuperación económica del país.

El aniversario también fue aprovechado por el actual presidente, Asif Alí Zardari, también del PPP, para asegurar que sus conciudadanos pueden mirar este año de Gobierno con "satisfacción" y contemplar el futuro con "esperanza", según informó la agencia estatal APP.

Zardari mantuvo que el Gobierno se guía con principios de "reconciliación" y "desarrollo", y que ha emprendido iniciativas para conseguir estabilidad económica, la reconciliación nacional, luchar contra la insurgencia y asegurar la paz y la estabilidad en la región.