HRW denuncia que Senegal no ha cumplido su compromiso de juzgar al ex dictador chadiano Hissène Habré

NUEVA YORK, 2 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Senegal no ha cumplido su compromiso de juzgar al ex dictador chadiano Hissène Habré, acusado de crímenes de guerra y contra la Humanidad, según denunció hoy la organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) a pocos días de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) empiece a estudiar la denuncia presentada por Bélgica contra Senegal para conseguir el procesamiento de Habré o al menos su extradición a Bruselas.

Entre los días 6 y 8 de abril, Bélgica y Senegal presentarán sus argumentos ante la CIJ, máxima instancia judicial de la ONU, en relación con una decisión de un tribunal senegalés por la que se prohíbía la salida de Habré del país africano. Según HRW, las audiencias de la próxima semana son sólo la primera fase de un caso que "puede tardar años en resolverse".

El ex dictador está acusado de graves violaciones de Derechos Humanos "durante el gobierno brutal que ejerció entre 1982 y 1990", según HRW. Habré fue inculpado inicialmente en Senegal en 2000, pero hasta la fecha los tribunales senegaleses se han declarado incompetentes para juzgarlo. Por ello, sus víctimas acudieron a Bélgica, cuya ley de "jurisdicción universal" le permite perseguir los crímenes graves cometidos en el extranjero.

En septiembre de 2005, después de cuatro años de investigaciones, un juez belga presentó cargos contra Habré por crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y torturas supuestamente cometidos durante su presidencia, por lo que solicitó su extradición. Entonces, Senegal acudió a la Unión Africana para pedir asesoramiento, y en julio de 2006 la UA pidió a Dakar que procesara a Habré "en nombre de África".

El presidente senegalés, Abdoulaye Wade, aceptó, pero "dos años y medio después, Senegal sigue negándose a actuar en tanto no reciba 27 millones de euros de la comunidad internacional para todos los gastos del juicio", afirmó HRW. "Wade ha advertido de que si Senegal no recibe el dinero, permitirá a Habré salir de Senegal", prosiguió.

A la vista de la inacción y de las amenazas de Dakar, Bélgica decidió presentar el caso ante la Corte Internacional de Justicia para obligar a Senegal a procesar a Habré o, en caso contrario, a extraditarlo a Bélgica.