La justicia de Brasil respalda la creación de una reserva indígena en la frontera con Venezuela

  • Brasilia, 19 mar (EFE).- El Supremo Tribunal Federal de Brasil se inclinó hoy a favor de la creación de una reserva indígena en la frontera con Venezuela y Guayana, lo que supondrá la expulsión de decenas de hacendados afincados en la zona hace más de diez años.

La justicia de Brasil respalda la creación de una reserva indígena en la frontera con Venezuela

La justicia de Brasil respalda la creación de una reserva indígena en la frontera con Venezuela

Brasilia, 19 mar (EFE).- El Supremo Tribunal Federal de Brasil se inclinó hoy a favor de la creación de una reserva indígena en la frontera con Venezuela y Guayana, lo que supondrá la expulsión de decenas de hacendados afincados en la zona hace más de diez años.

El decreto dictado en 2005 por el Gobierno fue respaldado por diez de los once magistrados de la corte, que aún deberán decidir el plazo que se le dará a los empresarios, en su mayoría dedicados al cultivo de arroz, para abandonar esas tierras.

La decisión fue festejada ruidosamente frente a la sede del tribunal por decenas de indios con sus torsos desnudos, tocados de plumas y que exhibían en sus rostros distintas pinturas tribales.

Según el presidente del Supremo Tribunal, Gilmar Mendes, el plazo para la retirada de los hacendados será establecido posteriormente, a fin de evitar "abusos", y se tomarán en cuenta distintos aspectos, entre los que citó la situación actual de las cosechas.

La reserva conocida como "Raposa Serra do Sol" ocupa un área de 1,7 millones de hectáreas, que supone el 7,7 por ciento del estado de Roraima, y está habitada por unos 18.000 miembros de las etnias Macuxí, Taurepang, Wapixana, Ingarikó y Patamona.

Su creación generó fuerte oposición en Roraima, donde tanto los empresarios como las autoridades regionales alegaron que el arroz producido en las haciendas que desaparecerán representa el 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de ese estado.

La reserva también suscitó reacciones en el Ejército y sectores nacionalistas, que consideraron que "entregar" alrededor de 500 kilómetros de fronteras con Venezuela y Guayana a los indios era un "atentado contra la soberanía nacional".

La primera audiencia fue en agosto del año pasado, pero el fallo quedó en suspenso ante las dudas manifestadas por un magistrado, que pidió más tiempo para examinar el caso, y lo mismo ocurrió luego en diciembre.

El juicio fue retomado ayer, cuando el magistrado Marco Aurelio Mello, el único que votó en contra de la creación de la reserva, expuso reservas hasta por las implicaciones que el caso tiene para la "soberanía nacional".

En una larga argumentación, que consumió cerca de siete horas de la sesión, Mello citó incluso el carácter polémico del Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez.

"Venezuela es el país que más tensiones causa en el ámbito regional" y "las regiones fronterizas son siempre propicias a tensiones", señaló Mello, quien no logró convencer a los otros diez magistrados.

"Serra Raposa do Sol" es la mayor de las 600 reservas indígenas que existen en Brasil, que están habitadas por cerca de 480.000 miembros de 227 etnias y ocupan 109,6 millones de hectáreas, que representan el 13 por ciento del territorio nacional.