Los grupos parlamentarios presentan 357 enmiendas a la Ley de Asilo, de las que sólo una es del PSOE

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Los Grupos parlamentarios han presentado un total de 357 enmiendas al anteproyecto de reforma de la Ley de Asilo y Refugio planteada por el Gobierno y sólo una de ellas corresponde al PSOE, en concreto, la última del listado, relativa al derecho de los solicitantes de protección en frontera a recurrir la denegación de su petición durante las 48 horas siguentes a la notificación.

La reforma de la Ley de Asilo comenzó su andadura parlamentaria el pasado 18 de marzo, cuando ICV sometió a votación en el Pleno del Congreso una enmienda a la totalidad del texto que finalmente fue retirada ante la oferta del Grupo Socialista de tener "muy en cuenta" las sugerencias del resto de las formaciones y anunciar que "algunas" serían aceptadas.

En términos generales, las enmiendas publicadas hoy en el Boletín Oficial de las Cortes se centran en los puntos que más han criticado las ONG especializadas en la materia, como la desaparición de la posibilidad de pedir refugio en las representaciones consulares de España en el extranjero, la ampliación de los plazos en el procedimiento de admisión en frontera.

Asimismo, los grupos han planteado modificaciones sobre la consolidación del concepto de país seguro en el texto, que deja fuera de la protección a los nacidos en Estados miembros de la UE; la ampliación de las causas de inadmisión de la solicitud de refugio o la redacción que el Gobierno ha dado al Estatuto de Refugiado.

En este sentido, el Grupo Popular, con un total de 45 enmiendas, solicita entre otros cambios, la incorporación de la persecución por motivo de edad como causa de asilo; que se reconozca la capacidad de un representante del solicitante para cursar en su nombre la solicitud; que se mantenga la tramitación mediante las delegaciones consulares y que se habiliten instalaciones en los puestos fronterizos donde puedan permanecer los solicitantes en espera de resolución.

Asimismo, propone un nuevo apartado en el artículo 26 para permitir que los solicitantes de asilo en frontera cuyas peticiones han sido rechazadas puedan permanecer en el país hasta que el recurso presentado sea resuelto, de forma que no puedan ser devueltos a su país hasta obtener una respuesta en firme. Para estos casos, el PP también pide que se permita volver a presentar la misma solicitud cuando se disponga de pruebas nuevas que la fundamenten.