Obama planea impulsar este año la legalización de los inmigrantes indocumentados

  • Washington, 9 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planea iniciar este mismo año la reforma del sistema migratorio del país, lo que incluiría la búsqueda de una vía para que los inmigrantes indocumentados puedan legalizar su situación.

Obama planea impulsar este año la legalización de los inmigrantes indocumentados

Obama planea impulsar este año la legalización de los inmigrantes indocumentados

Washington, 9 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planea iniciar este mismo año la reforma del sistema migratorio del país, lo que incluiría la búsqueda de una vía para que los inmigrantes indocumentados puedan legalizar su situación.

Así lo aseguró en declaraciones al diario The New York Times, Cecilia Muñoz, directora de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca.

El Times asegura en su edición de hoy que Obama planea abordar públicamente el asunto en mayo y reunirá a grupos de trabajo a mediados de año para empezar a hablar sobre la posible aprobación de legislación al respecto en el último trimestre.

Varios funcionarios de la Casa Blanca aseguraron al Times que las modificaciones en el sistema migratorio no se antepondrán a la reforma del sistema de salud y los cambios en materia energética que Obama ha identificado como prioritarios.

Obama aseguró durante la campaña electoral que una de las prioridades de su primer año de mandato sería la aprobación de legislación que permita a los alrededor de 12 millones de indocumentados en el país obtener estatus legal.

Los latinos dieron un fuerte respaldo al líder demócrata durante las elecciones del 4 de noviembre del año pasado.

"Planea comenzar el debate este año", dijo Muñoz al Times.

El rotativo recuerda, de todos modos, que la crisis económica podría motivar que la reforma migratoria se convierta en un tema espinoso en un año en el que la Casa Blanca tiene grandes batallas que librar.

Los opositores a la citada reforma migratoria, muchos de ellos republicanos, sostienen que tratarán de movilizar a la población contra cualquier intento de legalizar a indocumentados en momentos en los que muchos estadounidenses carecen de trabajo.

Entre los demócratas, según el Times, también existe el temor a que la reapertura del controvertido debate migratorio perjudique la agenda doméstica de Obama.

El Times destaca que por ahora todavía está a debate el momento y la estrategia a seguir en el frente migratorio y no está claro quien asumiría el liderazgo de la iniciativa de Obama ante el Congreso.

Fuentes del Capitolio dijeron al Times que no se esperan conversaciones en firme en el legislativo sobre inmigración hasta que no se debatan otras de las prioridades del Gobierno.

El propio Obama reconoció el mes pasado que la inmigración es un potencial campo minado.

"Sé que es un asunto emotivo. Sé que es un asunto controvertido", dijo el inquilino de la Casa Blanca el pasado 18 de marzo en California. "Sé que la gente se irrita mucho con esto", afirmó entonces.

Precisó, de todos modos, que los inmigrantes que han residido durante mucho tiempo en Estados Unidos pero carecen de estatus legal "necesitan algún mecanismo que les permita salir de la sombra".