PP censura el "boicot" de PRC y asegura que el proceso para peatonalizar Cervantes ha sido "participativo"


SANTANDER|

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha afirmado que el proceso seguido para diseñar la urbanización de la calle Cervantes ha sido "riguroso, planificado y participativo al máximo" y ha censurado el "boicot" que ha intentado promover desde el principio el PRC.

De esta forma, el edil ha rechazado en un comunicado las afirmaciones realizadas este miércoles por el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, que, a su juicio, queda "desautorizado desde el momento en que se atreve a acusar a uno de los grupos de investigación más prestigiosos de la Universidad de Cantabria de realizar informes a la carta".

Para Díaz, las palabras del portavoz regionalista son "un auténtico atrevimiento, una temeridad y algo totalmente impropio de un cargo público" y ha agregado que "debería retirar inmediatamente esas acusaciones".

"Si el señor Fuentes-Pila no está de acuerdo con el informe de los investigadores de la UC, lo que debería hacer es presentar un informe alternativo que pueda contrastarse y discutirse, y dejar su intuición aparcada para otros temas menos científicos", ha apostillado.

Además, el responsable municipal de Urbanismo ha rechazado las afirmaciones del edil regionalista respecto a los informes previos y la fecha en que se encargó al grupo de investigación de Sistemas de Transporte de la UC estudiar las posibles alternativas para la mejora urbana de esta calle.

Así, el concejal ha explicado que el Plan de Peatonalizaciones elaborado en 2012 por Apia XXI ya señalaba esta calle como itinerario peatonal preferente y la condicionaba a obras de urbanización. Y la Universidad de Cantabria, en 2013, en el documento de seguimiento del Plan de Movilidad Sostenible, recomendó seguir las propuestas del Plan de Peatonalizaciones.

Por eso, siguiendo las recomendaciones de ambos documentos, en los primeros meses de 2016 se iniciaron conversaciones con los vecinos, comerciantes, asociaciones de taxistas y grupos políticos, y se abrió un proceso de participación para recoger sugerencias y propuestas.

En esos primeros contactos, previos al encargo de la redacción del proyecto, se presentaron ya los estudios preliminares realizados por el grupo de Sistemas de Transportes de la UC, en los que se descartaba la solución de dejar un carril de tráfico, y se concluía que las dos únicas opciones posibles eran dejar la calle como está -incumpliendo la normativa de accesibilidad- o permitir únicamente un tráfico rodado restringido.

Según ha precisado Díaz, fue tras esos primeros contactos y con los informes preliminares de la UC cuando se empezó a tramitar el contrato para la redacción del proyecto, que se adjudicó en el mes de junio y se comenzó a redactar una vez entregado el documento final de los investigadores del grupo de Sistemas de Transporte, que estuvo listo en agosto.

"Queda en evidencia, por tanto, que el único que oculta datos, manipula fechas y utiliza informes torticeramente es el señor Fuentes-Pila", ha resaltado Díaz.

Por último, ha recordado también que a lo largo del proceso el grupo de la UC ha mantenido reuniones periódicas con vecinos y otros colectivos para analizar sus propuestas e incluir las que eran beneficiosas para el proyecto.

"La participación ha sido máxima. Otra cosa es que el PRC, como ya es habitual en este grupo, se dedique a criticar todas las actuaciones que se ponen en marcha sin proponer ni una sola alternativa o sugerencia, como ha sucedido con el Plan de Movilidad Sostenible", ha concluido.