Ahmadineyad asegura que está dispuesto a dialogar con el grupo de los seis sobre su programa nuclear

Ahmadineyad asegura que está dispuesto a dialogar con el grupo de los seis sobre su programa nuclear

Ahmadineyad asegura que está dispuesto a dialogar con el grupo de los seis sobre su programa nuclear

TEHERÁN, 17 (Reuters/EP)

El Gobierno de Irán está dispuesto a dialogar con las potencias mundiales sobre su programa nuclear y pronto dará su respuesta oficial a una invitación que ha recibido del llamado grupo de los seis para mantener una reunión, según declaró el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en unos comentarios hechos públicos hoy.

Éste es el último signo realizado por Teherán de que aceptará la oferta de discusiones con el denominado grupo de los seis, conformado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido. El jefe negociador del programa nuclear iraní, Saeed Jalili, señaló el pasado lunes que Teherán aceptaría un diálogo "constructivo".

Este grupo había manifestado la semana pasada que pediría al alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, que invitara a Irán a acudir a una reunión para encontrar "una solución diplomática a esta cuestión crítica".

Al ser preguntado por esta invitación, Ahmadineyad declaró que la respuesta de Irán "se dará pronto mediante un comunicado", según informa la agencia semioficial Fars News. "Sin embargo, nos inclinamos al diálogo, y en este comunicado se anunciarán el marco de las conversaciones y la posición de Irán", añade Fars.

La República Islámica ha exluido en repetidas ocasiones detener su programa de enriquecimiento de uranio, que puede tener un uso tanto civil como militar. Teherán manifiesta por su parte que sus actividades tienen como objetivo producir electricidad para así exportar más petróleo y gas.

El grupo de los seis ofreció inicialmente a Irán incentivos económicos y políticos en 2006 para suspender el enriquecimiento. La respuesta de Irán dejaba entender una flexibilidad en su postura pero excluyó la suspensión como una precondición para mantener conversaciones.

La Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, ha manifestado que está preparada para reunirse con Irán sin precondiciones, pero también ha dejado claro que la suspensión del enriquecimiento sigue siendo el objetivo principal.