Amro Musa cree que ya no son tabú las relaciones entre mundo árabe e Irán

  • Doha, 30 mar (EFE).- El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, destacó hoy en la cumbre de Doha que uno de los recientes logros en el mundo árabe es que "no hay ningún tema que no se hable", como las relaciones entre mundo árabe e Irán.

Ismail Haniye insta a los países árabes a cortar relaciones con Israel

Ismail Haniye insta a los países árabes a cortar relaciones con Israel

Doha, 30 mar (EFE).- El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, destacó hoy en la cumbre de Doha que uno de los recientes logros en el mundo árabe es que "no hay ningún tema que no se hable", como las relaciones entre mundo árabe e Irán.

"La postura árabe con Irán se ha convertido en uno de los temas de conversación" entre los Estados árabes, dijo Musa.

La posible asistencia del presidente iraní a la cumbre árabe desató cierta polémica antes del comienzo de la cita, ya que varios países árabes habían amenazado con boicotear el encuentro si Irán finalmente asistía.

En las últimas semanas, varios medios de comunicación saudíes informaron del rechazo de algunos líderes del Golfo pérsico a posible la presencia del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en la reunión árabe de Doha.

Irán -país musulmán, pero no árabe-, no es miembro de la Liga Árabe, aunque ha acudido a varias reuniones en calidad de observador e incluso con representantes de alto nivel, pero nunca un presidente.

Irán, junto a Qatar y Siria, suele mantener las posiciones más duras respecto a Israel y Estados Unidos.

El Gobierno de Egipto, aliado de Arabia Saudí -ambos más moderadas-, se ha quejado en las últimas semanas de intromisiones de países no árabes.

En una tácita alusión a Irán, Egipto se quejó de que Irán se inmiscuye en cuestiones del mundo árabe, como el conflicto palestino-israelí.

El secretario general de la Liga Árabe abordó también las relaciones entre los países árabes y Estados Unidos como otro asunto que "preocupa" al mundo árabe y que también "se habla en la calle".

Durante su discurso, Musa destacó el momento crítico en el que se celebra esta cumbre, ya que "los problemas no son sólo políticos y de seguridad sino financieros y económicos", en alusión a la crisis económica mundial.

Además, expresó su esperanza de este encuentro sea el inicio de la reconciliación árabe.

Sobre las relaciones árabe-israelíes, Musa declaró que aguarda la formación del nuevo Gobierno israelí, aunque aprecia algunas "señales positivas" del próximo gabinete, pero condenó "el pensamiento militar israelí, más cercano a la locura".

A este respeto, mencionó la última ofensiva militar israelí "Plomo fundido" contra la franja de Gaza e insistió en que no se debe permanecer silencioso ante estas prácticas.