Clinton asegura que las ayudas estadounidenses no financiarán la expansión del armamento nuclear paquistaní

Clinton asegura que las ayudas estadounidenses no financiarán la expansión del armamento nuclear paquistaní

Clinton asegura que las ayudas estadounidenses no financiarán la expansión del armamento nuclear paquistaní

WASHINGTON, 20 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, aseguró hoy a los senadores de Estados Unidos que las ayudas estadounidenses a Pakistán no serán desviadas para financiar la expansión de su armamento nuclear.

Durante una sesión del Subcomité de Asignaciones de la Cámara, el senador demócrata por el estado de Vermont Patrick declaró: "Les estamos dando dinero, (...), que no se está destinando a luchar contra los talibán o Al Qaeda, que son grupos que están desestabilizando cada vez más el país. ¿Por qué no va a estar yendo ese dinero al programa nuclear?".

Ante la cuestión, Clinton respondió que cree que "no hay base para creer que nada del dinero que se está proporcionando esté yendo a parar al programa nuclear", según citó la CNN, poco después de que el ministro de Información paquistaní, Qamar Zaman Kaira, negase las acusaciones de que el Instituto de Ciencias y Seguridad Interior del país esté expandiendo el programa nuclear.

Además, la titular de la diplomacia estadounidense indicó ante el Subcomité de Estado y Operaciones Extranjeras que durante el último mes se han producido cambios dramáticos en Pakistán. "Lo que vemos ahora es un esfuerzo completo del Ejército paquistaní para retomar el territorio conquistado por los talibán", dijo la ex primera dama.

"El Ejército y el Gobierno paquistaní nos han asegurado que tienen el control de todas las armas nucleares en este momento y nos hemos ofrecido y continuamos trabajando con ellos (...) para asegurar la seguridad de esas armas", remarcó Clinton.

Asimismo, reconoció que Estados Unidos está perdiendo la guerra de propaganda tanto en Afganistán como en Pakistán, por lo que el Departamento de Estado está trabajando en una nueva estrategia de comunicación para luchar contra "la desinformación" de los extremistas.