Corea del Norte rechaza volver a las negociaciones a seis bandas sobre su programa nuclear

Corea del Norte rechaza volver a las negociaciones a seis bandas sobre su programa nuclear

Corea del Norte rechaza volver a las negociaciones a seis bandas sobre su programa nuclear

NUEVA YORK, 4 (Reuters/EP)

El embajador adjunto de Corea del Norte ante Naciones Unidas, Pak Tok Hun, rechazó hoy la petición a Pyongyang de que vuelva a las negociaciones a seis bandas para poner fin a su programa nuclear, aunque no descartó retomar en algún momento las conversaciones.

Durante un discurso pronunciado en la inauguración de una conferencia de dos semanas de duración sobre el Tratado de No Proliferación nuclear(NPT, por sus siglas en inglés) de 1970, del que Pyongyang se retiró en 2003, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, instó tanto a Corea del Norte como a Irán a volver a la mesa de negociación sobre sus respectivos programas nucleares.

El diplomático norcoreano se precipitó a rechazar la solicitud de Ban, al tiempo que aseguró, en una entrevista a Reuters, que "nunca volveremos a las negociaciones a seis bandas", en las que participan las dos coreas, China, Japón, Rusia y Estados Unidos. "Mientras sigan intentando infringir nuestra soberanía, no vemos ninguna necesidad de participar en las negociaciones a seis bandas", dijo Pak al margen de la conferencia sobre el NPT.

No obstante, en sus respuestas posteriores, Pak pareció no descartar retomar los contactos con el grupo de negociadores con algunas condiciones.

Así, Preguntado si Pyongyang retomaría las discusiones si Estados Unidos y otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU pusieran fin a las acciones que según Pyongyang infringen su soberanía, Pak repitió que deben terminar las hostilidades. "Lo más importante es que cambien su política hostil hacia mi país", declaró. "Ésa es la cuestión principal", agregó.

El mes pasado, el Consejo de Seguridad condenó el lanzamiento por parte de Corea del Norte de lo que según Estados Unidos y Japón se trataba de un misil de largo alcance, aunque Corea del Norte aseguraba que no era más que un cohete que transportaba un satélite de comunicaciones.

Entonces, el Consejo de Seguridad decidió intensificar las sanciones y el embargo comercial contra Pyongyang, y añadió tres importantes empresas norcoreanas a la lista negra de la ONU por colaborar en los programas de misiles del país.

Corea del Norte respondió retirándose de las negociaciones y prometiendo reabrir una planta nuclear que puede producir uranio utilizable para la fabricación de armas nucleares. Corea del Norte hizo un ensayo nuclear en 2006.

Ban también instó a Irá a "volver al proceso de negociación" con el grupo 5+1: los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China, Francia, Rusia, Reino Unido y stados Unidos) y Alemania.