Corea del Sur y Ban Ki Moon aplauden la condena del Consejo de Seguridad al lanzamiento del cohete norcoreano

NUEVA YORK/SEÚL, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Corea del Sur y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, aplaudieron el comunicado acordado ayer en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que tras más de una semana de intensas negociaciones ha decidido condenar el lanzamiento de un cohete por parte de Corea del Norte.

El portavoz del Ministerio de Exteriores surcoreano, Moon Tae Young, mostró el apoyo a la resolución en nombre de su Gobierno. Tildó de "apropiada" la respuesta del Consejo, ya que Seúl entiende que el lanzamiento de un cohete supuso una "contravención" de la resolución 1718 adoptada en 2006, según informaciones de la agencia local Yonhap.

El organismo integrado por 15 miembros votó de forma unánime un comunicado presentado por el presidente del Consejo de Seguridad que pide, además, que Corea del Norte no realice más lanzamientos. Llevaban discutiendo este asunto desde que el país asiático lanzase el pasado día 5 lo que aseguró era un satélite de comunicaciones, aunque Estados Unidos aclaró más tarde que el aparato calló al mar y algunas fuentes extranjeras sospechan que en realidad se trató del ensayo de un misil de largo alcance.

"Corea del Norte tendrá que reconocer que la comunidad internacional ha acordado una postura severa y unificada a través del comunicado presidencial del Consejo de Seguridad y abstenerse de nuevos actos provocativos que perjudiquen la paz y la estabilidad en la Península de Corea y en el noreste de Asia", reclamó Moon.

El Gobierno surcoreano aplaudió, además, la recomendación lanzada por el Consejo de Seguridad para recuperar cuanto antes las conversaciones a seis bandas sobre la desnuclearización de Corea del Norte. En este sentido, Moon pidió a Pyongyang que "responda a las expectativas de la comunidad internacional de una resolución pacífica y diplomática al asunto nuclear".

SATISFACCIÓN GENERAL

Por su parte, el secretario general de la ONU alabó que el comunicado del Consejo de Seguridad "envía un mensaje unificado de la comunidad internacional", dividida en un primer momento por las reticencias de países con derecho de veto como Rusia y China.

Estos dos estados no contemplan la imposición de nuevas sanciones contra Pyongyang, algo que aún sigue en el aire pese a que el último comunicado permite algunos "ajustes" a los castigos impuestos. El Consejo ha decidido establecer un comité que presentará recomendaciones al respecto el próximo 24 de abril.

En cualquier caso, Ban mostró su confianza en que la iniciativa dada ayer sirva para "allanar el camino de cara a esfuerzos renovados hacia una solución pacífica de todos los conflictos vigentes en la región". Ban apostó también por recuperar las conversaciones a seis bandas y el diálogo entre las dos Coreas.