EE.UU. advierte a Pyongyang que las amenazas no ayudan a crear una estabilidad regional

  • Washington, 24 feb (EFE).- El Gobierno de EE.UU. advirtió hoy a Corea del Norte de que "intimidaciones y amenazas" no ayudan a crear estabilidad en la región, tras el anuncio de que Pyongyang prepara el lanzamiento de un satélite de comunicaciones.

Washington, 24 feb (EFE).- El Gobierno de EE.UU. advirtió hoy a Corea del Norte de que "intimidaciones y amenazas" no ayudan a crear estabilidad en la región, tras el anuncio de que Pyongyang prepara el lanzamiento de un satélite de comunicaciones.

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, recordó que la resolución 1718 del Consejo de Seguridad de la ONU prohíbe a Corea del Norte desarrollar actividades balísticas y de misiles.

"Corea del Norte tiene que centrarse en la desnuclearización, cumplir sus compromisos asumidos en el marco del diálogo a seis bandas (las dos Coreas, EE.UU., Rusia, China y Japón)", añadió Wood.

También insistió en que "intimidaciones y amenazas no ayudan a crear estabilidad regional" y que por ello Corea del Norte "necesita desistir de este tipo de comportamiento".

Corea del Norte reveló hoy que prepara el lanzamiento de un satélite de comunicaciones, según la agencia oficial norcoreana KCNA.

La información se conoció después de semanas de especulaciones acerca del posible lanzamiento de un misil de largo alcance.

En un comunicado, un portavoz del Comité Espacial norcoreano dijo que se lanzará el satélite "Kwangmyongsong-2" mediante un cohete "Unha-2" desde Hwadae, en el noreste del país, sin precisar la fecha, según la KCNA citada por la agencia surcoreana Yonhap.

Corea del Norte informó del lanzamiento días después de que fuentes surcoreanas reconocieran que Pyongyang ha dado comienzo a los preparativos para lanzar un misil de largo alcance.

El funcionario norcoreano apuntó hoy que su país dará un "gran salto" para ser una potencia espacial si lleva a cabo con éxito el lanzamiento de ese satélite.

Expertos surcoreanos creen que se trataría en realidad de un misil de largo alcance, ya que Corea del Norte lanzó un "Taepodong-1" en 1998, luego de asegurar que transportaba su primer satélite de comunicaciones.