EEUU no aceptará a Corea del Norte como un "Estado nuclear"

SINGAPUR (Reuters) - El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo el sábado que Washington no aceptará a una Corea del Norte con armas nucleares y advirtió severamente a Pyongyang que no transfiera material nuclear.

En un discurso ante una conferencia sobre defensa de Asia en Singapur, Gates también dijo que la amenaza de Corea del Norte, que esta semana detonó un aparato nuclear y lanzó una serie de misiles, podría iniciar una carrera armamentista en Asia.

"No nos quedaremos viendo cómo Corea del Norte construye la capacidad de provocar destrucción contra cualquier blanco en la región o contra nosotros", dijo Gates. "No aceptaremos a Corea del Norte como un Estado nuclear", agregó.

Aumentando las tensiones en la península de Corea, un periódico de Corea del Sur citó a una fuente en Washington diciendo que Pyongyang se está preparando para mover un misil balístico intercontinental desde una fábrica cerca de la capital a un sitio de lanzamiento en la costa este.

Una Corea del Norte cada vez más beligerante ha advertido sobre una guerra, diciendo que ya no está atada por un armisticio que puso fin a la Guerra de Corea de 1950 a 1953 y ha amenazado con más provocaciones como respuesta a la censura del Consejo de Seguridad de la ONU.

Gates dijo que el Gobierno de Obama haría "totalmente responsable" a Corea del Norte si transfiere cualquier material nuclear fuera de sus fronteras.

"La transferencia de armas o material nuclear de Corea del Norte a estados o entidades no estatales sería considerada una grave amenaza a Estados Unidos y nuestros aliados. Y nosotros haremos totalmente responsable a Corea del Norte por las consecuencias de tales acciones", agregó.

La declaración pareció endurecer y ampliar la postura del Gobierno de Obama frente a la reciente serie de provocaciones de Cora del Norte, pasando de un tema de seguridad regional a una amenaza de proliferación mundial.

Potencias regionales esperan ver qué podría hacer a continuación, tras llevar a cabo un ensayo nuclear el lunes. Corea del Sur está en alerta, evaluando si Pyongyang podría realizar medidas provocativas con armas convencionales en la frontera.