El Baradei, "optimista" por el cambio de rumbo de Washington hacia Pyongyang

  • Pekín, 20 abr (EFE).- El secretario general de la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, aseguró hoy sentirse "optimista" ante el proceso de desnuclearización de Corea del Norte después de la apuesta de la nueva administración estadounidense por el "diálogo".

Pekín, 20 abr (EFE).- El secretario general de la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei, aseguró hoy sentirse "optimista" ante el proceso de desnuclearización de Corea del Norte después de la apuesta de la nueva administración estadounidense por el "diálogo".

En una rueda de prensa tras la inauguración de la Conferencia Internacional Ministerial que empezó hoy en la capital china, El Baradei expuso que la actual situación está en "un período de confrontación, que espero que no se alargue".

El galardonado con el premio Nobel de la Paz en 2005 explicó que la política desarrollada por el ex presidente George W. Bush fue "equivocada" en los últimos seis años y deseó que el cambio de rumbo ayude a equilibrar la situación.

"La única manera de resolver estos temas no es enseñando músculo y no pasa necesariamente por acudir al Consejo de Seguridad (de la ONU), sino en buscar las causas de raíz y comprometerse en el diálogo directo", declaró.

El Baradei, quien recordó que la OIEA sólo realiza inspecciones técnicas y no tiene implicaciones políticas, hizo votos para que el régimen norcoreano regrese a las conversaciones a seis bandas.

Pyongyang decidió abandonar estas negociaciones (auspiciadas por Pekín y en las que participan EEUU, Rusia, Japón, la propia China y las dos Coreas) tras la condena por parte del Consejo de Seguridad de la ONU del lanzamiento de un cohete el pasado 5 de abril, y tampoco participa en la actual conferencia de Pekín.

El secretario general de la agencia nuclear reconoció que Corea del Norte posee armas nucleares, a pesar de que en un inicio su programa empezó sólo con fines civiles.

En este sentido, calificó el asunto nuclear de Pyongyang, que expulsó la semana pasada a los inspectores de la OIEA de su territorio, como "una historia de reveses desde 1992".

"Lo que debemos aprender de (la negociación con) Corea del Norte es cómo evitar la proliferación de armas en el futuro", añadió.

El gobierno de China, anfitrión de la cita y tradicional aliado del régimen de Kim Jong-Il, insistió en la moderación y la calma para tratar el asunto.

El secretario general de la Autoridad de la Energía Atómica de China (CAEA, en sus siglas en inglés), Wang Yiren, afirmó que "cualquier país tiene el derecho de desarrollar el uso de energía nuclear con fines pacíficos", aunque reiteró que Pekín no mantiene ningún tipo de cooperación en este campo a Pyongyang.

Por otro lado, El Baradei también se refirió a otro de los polos de actualidad de la energía atómica, Irán, quien sí está presente en el encuentro de la capital china.

El secretario de la OIEA opinó que Teherán debe devolver la cortesía tras el movimiento de apertura al diálogo del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, a quien apoyó explícitamente por su iniciativa.

"Les he dicho a mis amigos iraníes que deben ser recíprocos (ante la oferta norteamericana)", aseveró el directivo egipcio.

Además, el inicio de negociaciones nucleares también permitiría abordar la normalización de relaciones con Irán y tendría un impacto "positivo" en Oriente Medio, una zona que está "hecha un desastre", expuso.

El Baradei también tuvo palabras de elogio para el desarrollo nuclear de Asia -continente que concentra 28 de los 44 reactores que actualmente se están construyendo en el mundo- aunque reconoció que la crisis mundial también golpeó al sector, siendo 2008 el primer año en décadas en que no se puso en funcionamiento ningún nuevo reactor.

La Conferencia Internacional Ministerial se celebra desde hoy y hasta el próximo miércoles en Pekín y reúne a ministros de Energía y otros representantes de 68 países.

Es la primera vez que China organiza una reunión de estas características, apoyada por la OIEA y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyo presidente, el mexicano José Angel Gurría, también se encuentra en Pekín.