El lanzamiento de un cohete norcoreano desata críticas mundiales

El lanzamiento de un cohete norcoreano desata críticas mundiales

El lanzamiento de un cohete norcoreano desata críticas mundiales

TOKIO/SEUL (Reuters) - Corea del Norte lanzó el domingo un cohete de largo alcance sobre Japón, desatando la condena internacional y dando lugar a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Los medios oficiales del Estado comunista dijeron que el satélite había sido puesto en órbita y que ahora gira en torno a la Tierra transmitiendo canciones revolucionarias.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que Corea del Norte, que realizó una prueba de un aparato nuclear en 2006, había violado las resoluciones de la ONU con una iniciativa que, según los analistas, habría sido en realidad una prueba de un misil balístico con capacidad para llegar hasta Alaska.

"Con este acto provocativo, Corea del Norte ha ignorado sus obligaciones internacionales, rechazada los llamamientos inequívocos a la moderación, y se ha aislado aún más de la comunidad de naciones", dijo Obama en Praga durante su gira por Europa, a través de un comunicado.

En un discurso pronunciado posteriormente en Praga ante miles de personas, Obama se comprometió a reducir el arsenal nuclear de Estados Unidos y dijo que Washington buscaría el compromiso de todos los países con capacidad nuclear para dejar a un lado esas armas.

Además, añadió que Corea del Norte debía ser forzada a cambiar y reafirmó su compromiso con las negociaciones a seis bandas para "desnuclearizar" el país asiático.

Corea del Sur calificó el lanzamiento de acto "imprudente", mientras que Japón sostuvo que era "muy lamentable" y la Unión Europea "condenó con firmeza" la acción de Pyongyang.

China, lo más cercano a un aliado que tiene Corea del Norte, y Rusia pidieron a todas las partes que mantengan la calma y la moderación.

Los analistas dicen que Washington y Tokio podrían buscar una resolución de la ONU que condene las acciones de Corea del Norte, pero esperan que Pekín se resista a sanciones más severas.

"SE FORTALCE POSICION DE KIM"

La agencia de noticias de Corea del Sur Yonhap citó a un responsable de Gobierno en Seúl diciendo que el cohete parecía transportar un satélite, tal como había insistido Pyongyang de acuerdo a sus planes de lanzamiento entre el 4 y el 8 de abril.

Los analistas dicen que el lanzamiento podría haber ayudado al líder norcoreano Kim Jong-il a apuntalar su autoridad después de que una supuesta apoplejía que habría sufrido en agosto planteara dudas sobre su control del poder.

Con esta acción, Corea del Norte recibe la atención que había buscado mientras el nuevo Gobierno de Estados Unidos lucha con la crisis y la guerra en Afganistán, y que podría fortalecer la costumbre de Kim de usar amenazas militares para conseguir concesiones de las potencias mundiales.

"Es posible que Corea del Norte estime que su posición de negociación se haya fortalecido ahora que tiene las cartas (del arma) nuclear y del misil", dijo Shunji Hiraiwa, de la Universidad de la Prefectura de Shizuoka en Japón.

Washington, Seúl y Tokio habían dicho antes del lanzamiento que en realidad se trataría de una prueba del misil Taepodong-2, que está diseñado para volar una distancia estimada de 6.700 kilómetros.

Japón dijo que dejó de observar el cohete después de que éste superara los 2.100 kilómetros al este de Tokio. En su única prueba anterior, en julio de 2006, el cohete estalló a los 40 segundos del despegue.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón ven el lanzamiento como una violación a las resoluciones que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en 2006, después de que Pyongyang realizara una prueba nuclear.

Esa resolución, la 1718, exige que Corea del Norte "suspenda todas las actividades relacionadas con su programa de misiles balísticos".

CHINA PODRIA USAR SU VETO

Diplomáticos del Consejo de Seguridad de la ONU han dicho a Reuters bajo condición de anonimato que ningún país está considerando imponer nuevas sanciones, pero que el punto de partida sería discutir una resolución para que se apliquen de manera más rigurosa las anteriores.

Tanto China como Rusia han aclarado que bloquearían nuevas sanciones del Consejo de Seguridad, donde tienen poder de veto.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que el lanzamiento no era propicio para la paz y la estabilidad y pidió que Corea del Norte regrese a las negociaciones a seis bandas para poner fin a sus programas nucleares.