Japón intentará convencer a China y Rusia para lograr resolución de la ONU

  • Tokio, 6 abr (EFE).- El ministro japonés de Exteriores, Hirofumi Nakasone, dijo hoy que su país seguirá trabajando para limar las diferencias con China y Rusia en busca de una resolución de condena de la ONU por el lanzamiento norcoreano, informa la agencia Kyodo.

Japón intentará convencer a China y Rusia para lograr resolución de la ONU

Japón intentará convencer a China y Rusia para lograr resolución de la ONU

Tokio, 6 abr (EFE).- El ministro japonés de Exteriores, Hirofumi Nakasone, dijo hoy que su país seguirá trabajando para limar las diferencias con China y Rusia en busca de una resolución de condena de la ONU por el lanzamiento norcoreano, informa la agencia Kyodo.

"Los distintos países compartimos la preocupación común de que la acción de Corea del Norte tiene un grave impacto en la estabilidad y la seguridad de la región" pero "hay un cierto nivel de diferencia sobre cómo debe responder a ello el Consejo de Seguridad", afirmó Nakasone.

El Consejo de Seguridad de la ONU concluyó este domingo sin consenso una reunión extraordinaria, convocada a petición de Japón, para tratar la crisis creada por Corea del Norte al lanzar horas antes un cohete de largo alcance, pese a las reiteradas advertencias internacionales.

Aunque la mayoría coincidió en que ese lanzamiento es una amenaza a la estabilidad regional, pues se considera una prueba de la capacidad de Corea del Norte de lanzar misiles balísticos de largo alcance, los países no lograron una voz única.

China, principal aliado del régimen comunista de Pyongyang, pidió una respuesta "proporcionada" mientras Rusia ha reclamado "moderación".

Nakasone explicó hoy en Tokio que "China y Rusia comparten la preocupación de que se trata de una amenaza a la región pero de momento parecen reservados y cautos".

Durante la jornada del domingo Nakasone mantuvo conversaciones telefónicas con varios ministros de Exteriores, entre ellos los de Rusia, China, EEUU y Corea del Sur, para tratar de presionar a favor de una resolución de condena en la ONU.

Japón, Estados Unidos y Corea del Sur creen que el lanzamiento norcoreano viola la resolución 1718 de la ONU, emitida en 2006 tras su criticado test nuclear y que le impide disparar misiles balísticos, y que por ello es merecedora de nuevas sanciones.

El Gobierno nipón espera una "respuesta firme" de Naciones Unidas a la prueba norcoreana, si bien pasarán unos días hasta que vuelva a reunirse el Consejo de Seguridad para tratar este caso.