La comunista Corea del Norte celebra elecciones parlamentarias

  • Seúl, 8 mar (EFE).- La comunista Corea del Norte celebra hoy sus primeras elecciones parlamentarias en seis años, en régimen de partido único y con un solo candidato para cada uno de los 467 escaños de la Asamblea Popular Suprema.

Corea del Norte celebra comicios legislativos con la sucesión en el aire

Corea del Norte celebra comicios legislativos con la sucesión en el aire

La comunista Corea del Norte celebra elecciones parlamentarias

La comunista Corea del Norte celebra elecciones parlamentarias

Seúl, 8 mar (EFE).- La comunista Corea del Norte celebra hoy sus primeras elecciones parlamentarias en seis años, en régimen de partido único y con un solo candidato para cada uno de los 467 escaños de la Asamblea Popular Suprema.

Los colegios electorales abrieron a las 9.00 horas (00.00 GMT) y hasta las 18.00 horas (09.00 GMT) podrán acudir a ellos para votar los mayores de 17 años.

En los comicios de 2003, la participación fue del 99,9 por ciento y cada uno de los candidatos, propuestos por el Partido de los Trabajadores, fue elegido sin oposición alguna con el ciento por ciento de los votos.

Estas elecciones legislativas se celebran después de que en septiembre pasado expirara el mandato de cinco años de la anterior Asamblea, y en medio de rumores sobre la mala salud del líder norcoreano, Kim Jong-il, de 67 años.

Tras sufrir Kim, al parecer, un derrame cerebral en agosto, la convocatoria electoral de hoy reafirma el "regreso a la normalidad" en el régimen comunista, con la aparente recuperación de su líder, y puede ofrecer claves sobre la sucesión de su líder, según expertos surcoreanos.

El principal interés es saber si se ha presentado a los comicios Kim Jong-un, el tercer hijo del líder norcoreano, lo que indicaría que ha sido designado para suceder a su padre, tal como especulan los medios occidentales.

Las elecciones se celebran además cuando Corea del Norte hace frente a una mayor presión internacional para que abandone su programa de desarrollo nuclear y entre aparentes preparativos para lanzar un misil de largo alcance, que el régimen comunista ha definido como un satélite de comunicaciones.