La ONU, dividida ante el lanzamiento del cohete norcoreano

La ONU, dividida ante el lanzamiento del cohete norcoreano

La ONU, dividida ante el lanzamiento del cohete norcoreano

Por Jack Kim y Louis Charbonneau

SEUL/NACIONES UNIDAS (Reuters) - Corea del Norte lanzó el domingo un cohete de largo alcance, un hecho que fue condenado a nivel internacional, pero un dividido Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no logró acordar en una reunión de emergencia una reacción a la desafiante medida de Pyongyang.

El aislado Estado comunista, que ha realizado pruebas con un artefacto nuclear y forma parte de un estancado diálogo para terminar con su programa atómico, dijo que puso en órbita el satélite, que actualmente gira alrededor de la Tierra transmitiendo canciones revolucionarias.

Estados Unidos y Corea del Sur dijeron que el cohete Taepodong-2 no logró entrar en órbita. Analistas señalaron que el lanzamiento realmente se trató de la prueba de un misil balístico diseñado para llevar una ojiva tan lejos como hasta el estado de Alaska, en Estados Unidos.

Varios países de Occidente y Japón dijeron que la acción violó una resolución en la que el Consejo de Seguridad demandó en 2006 que Pyongyang no lanzase más misiles balísticos y que suspendiese todas las actividades vinculadas con su programa de misiles balísticos.

Esa resolución siguió a pruebas nucleares y de misiles realizadas por Corea del Norte.

"Con este acto de provocación, Corea del Norte ignoró sus obligaciones internacionales, rechazó los llamamientos inequívocos a moderarse y se aisló aún más de la comunidad de naciones", manifestó el presidente estadounidense, Barack Obama, durante una gira por Europa.

China, lo más cercano a un aliado que tiene Corea del Norte, y Rusia pidieron a todas las partes que mantengan la calma y la moderación.

El Consejo de Seguridad de la ONU, compuesto por 15 Estados, celebró una sesión a puertas cerradas en Nueva York en la tarde del domingo, pero China y Rusia ya habían dejado claro que usarían su poder de veto para bloquear cualquier resolución que impusiera nuevas sanciones a Pyongyang.

Diplomáticos occidentales dijeron que ambos países, apoyados por Vietnam y Libia, trataron de moderar la respuesta del Consejo.

Los miembros del Consejo "acordaron continuar las consultas sobre la reacción apropiada (que debe tomar) el Consejo (...) dada la urgencia del asunto", dijo a periodistas el embajador Claude Heller, representante de México en Naciones Unidas, que ostenta la presidencia rotativa del organismo.

La embajadora estadounidense, Susan Rice, y su par japonés, Yukio Takasu, pidieron una respuesta clara y firme y dijeron que desean que haya una nueva resolución. Pero el embajador chino, Zhang Yesui, dijo que cualquier reacción debe ser "cautelosa y proporcionada".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había pedido anteriormente a Corea del Norte que regrese a la mesa de negociaciones con Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y Rusia.

ESFUERZOS POR REDUCIR ARMAS NUCLEARES

El lanzamiento representa el primer gran desafío de Obama para lidiar con Corea del Norte, cuyos esfuerzos para construir un arsenal nuclear han afectado por años sus lazos con Washington.

Frente a una multitud en Praga, Obama dijo que Washington tratará de incluir a todos los países con armas nucleares en los esfuerzos por reducirlas. Obama mantiene su compromiso de dialogar para que Corea del Norte desista de sus armas nucleares, dijo la Casa Blanca.

Corea del Sur dijo que el lanzamiento fue un acto "imprudente", mientras que Japón sostuvo que era "extremadamente lamentable" y la Unión Europea condenó la acción de Pyongyang. La OTAN catalogó el intento de Corea del Norte de "altamente provocativo".

Analistas dijeron que el lanzamiento del cohete reforzaría la debilitada autoridad del líder norcoreano, Kim Jong.

Kim visitó el centro de comando y presenció el lanzamiento, según la agencia de noticias oficial norcoreana KCNA, que agregó que se reunió con los que "contribuyeron al lanzamiento del satélite dedicando toda su sabiduría y entusiasmo con ardiente patriotismo".