ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La ONU, dividida ante el lanzamiento del cohete norcoreano

Por John Herskovitz y Louis Charbonneau

SEÚL/NACIONES UNIDAS (Reuters) - La ONU no logró ponerse de acuerdo sobre una respuesta al lanzamiento de un cohete de largo alcance por parte de Corea del Norte, a pesar de la presión de Estados Unidos y de sus aliados para que se tomasen medidas, mientras las potencias regionales calculan la extensión de la nueva amenaza de seguridad.

Según analistas, el lanzamiento del domingo de un cohete que sobrevoló Japón en un vuelo de 3.200 kilómetros fue en realidad una prueba con un misil balístico diseñado para llevar una ojiva que podría alcanzar el estado de Alaska, en Estados Unidos.

Sostienen que una Corea del Norte embravecida podría usar su primer lanzamiento con éxito del misil Taepodong-2 para obtener concesiones por acudir a cualquier futura ronda de las negociaciones a seis - con Corea del Sur, Japón, China, Rusia y EEUU - sobre la finalización de su programa nuclear.

También podría intentar diluir cualquier obligación a la que se hubiese comprometido en negociaciones anteriores.

"Con esta capacidad, Corea del Norte está equipada con la infraestructura para jugar al juego nuclear y aumentar las apuestas en las negociaciones a seis", dijo Kim Tae-woo, un experto nuclear y en armas del Instituto Coreano para el Análisis de Defensa.

"Como resultado, habrá que dar más para persuadir a Corea del Norte a que abandone su programa nuclear".

Las negociaciones a seis llevan paralizadas desde diciembre.

Japón había pedido la convocatoria de urgencia del Consejo de Seguridad, pero sus 15 miembros solo consiguieron acordar tratar el tema con mayor profundidad, según diplomáticos.

EEUU, Japón y Corea del Sur sostienen que el lanzamiento viola las resoluciones del Consejo de Seguridad que prohíben a Pyongyang lanzar misiles balísticos, impuestas tras una prueba nuclear y otras pruebas con misiles llevadas a cabo en 2006.

Según diplomáticos en el Consejo, China - lo más cercano a un aliado que tiene Corea del Norte - y Rusia no se mostraron convencidas de que el lanzamiento violase las resoluciones. Otros tres países les apoyaron.

"Es 10 contra cinco", dijo a Reuters un diplomático.

EEUU, AL ALCANCE

El Ejército de Estados Unidos y Corea del Sur dijeron que el Taepodong-2 no logró entrar en órbita.

El mayor diario surcoreano, Chosun Iblo, dijo citando a fuentes gubernamentales que el cohete voló 3.200 kilómetros, con lo que podría alcanzar el territorio estadounidense de Guam. El periódico dijo que es el doble del alcance de una versión anterior, el Taepodong-1, lanzado sobre Japón en 1998.

En la única prueba anterior del Taepodong-2 tuvo lugar en julio de 2006, el cohete estalló en pedazos 40 segundos después del lanzamiento. Está previsto que llegue a alcanzar 6.700 kilómetros.

El lanzamiento representa el primer gran desafío del presidente estadounidense Barack Obama para lidiar con Corea del Norte, cuyos esfuerzos para construir un arsenal nuclear han dañado sus lazos con Washington en los últimos años.

"Con este acto de provocación, Corea del Norte ignoró sus obligaciones internacionales, rechazó los llamamientos inequívocos a moderarse y se aisló aún más de la comunidad de naciones", manifestó Obama durante su gira por Europa.